Las medidas del Ejecutivo en el ámbito concursal tienen efecto. Enero se saldó con un total de 349 concursos de acreedores, cifra un 27,9% inferior a la del mismo mes de 2020. Este fenómeno se debe al impacto de las moratorias aprobadas por el Gobierno para evitar la quiebra de empresas solventes, según Axesor.

Noticias relacionadas

Cataluña y Comunidad Valenciana concentraron en enero el 45% de los concursos de acreedores presentados por sociedades mercantiles, con 100 y 60 procedimientos, respectivamente, superando a Madrid, donde se registraron 49 insolvencias.

Cuatro comunidades autónomas presentaron en enero más concursos de acreedores que en el mismo mes de 2020: La Rioja (200%), Castilla y León (83,3%), Castilla-La Mancha (42,8%) y Asturias (16,7%), mientras que Aragón, Cantabria y Navarra mantuvieron estables sus números.

Hostelería y ocio

Por sectores, Axesor resalta el daño que la pandemia está causando a la hostelería y las actividades relacionadas con el ocio. De hecho, junto con educación, fueron los únicos sectores donde se incrementaron los concursos, un 54,8% y un 400%, respectivamente, en comparación con enero de 2020.

En términos absolutos, el mayor número de concursos correspondió a comercio y construcción, con 80 y 60 procedimientos, el 40% del total. En ambos cayeron las insolvencias en tasa interanual, un 25% y un 27%.

Por contra, las actividades relacionadas con el suministro de agua, las finanzas y la agricultura y ganadería registraron los mayores descensos relativos, con caídas del 100%, del 92% y del 75%, respectivamente.

Creación de empresas

Los datos de Axesor reflejan además que el emprendimiento continuó su "parálisis" en enero, mes en el que se crearon 7.431 empresas, 594 menos que en el mismo mes del pasado año (-7,4%).

Este descenso se vio acompañado por un retroceso del volumen de capital inicial invertido del 43,77%. En concreto, las empresas desembolsaron 513,5 millones de euros en enero, frente a los 913,28 millones de euros del mismo mes de 2020.

Las disminuciones más acusadas en la creación de sociedades se dieron en las industrias extractivas (-33,3%), actividades recreativas, artísticas y de entretenimiento (-32,6%), hostelería (-32,4%), y educación (-31,3%), mientras que las actividades relacionadas con el suministro de agua y la energía eléctrica y las del sector sanitario fueron las que mayor crecimiento relativo experimentaron con respecto a enero de 2020, por encima del 25%.