Abanca acudirá a la próxima ampliación voluntaria de capital de Nueva Pescanova. La entidad reitera su apoyo a la compañía pesquera a pesar de que los fondos acreedores del grupo son contrarios a su supervivencia.

La entidad financiera ha adquirido recientemente el 7,94% de los títulos que tenía en cartera Bank of America, de manera que su participación ya supera el 88% del capital de Nueva Pescanova, la sociedad que concentra las actividades productivas del antiguo grupo cotizado.

Actualmente, la Pescanova cotizada es simplemente la dueña de apenas un 2% de las acciones de su 'heredera'. Tras conocerse la noticia del respaldo de Abanca, sus títulos no alcanzaban ni un 1% de revalorización en bolsa, hasta los 0,6 euros en máximos intradía.

Deudas

Además del peso en el capital de la cabecera productiva del grupo, Abanca cuenta con el 84% de la deuda estructurada de la empresa gallega. Así, capitalizará esa deuda en su totalidad con el objetivo de asegurar la viabilidad de la pesquera a largo plazo. De este modo, se opone a la hoja de ruta trazada por otros acreedores, que persiguen el troceo de la compañía y su liquidación por partes para maximizar su valoración.

Los números de Nueva Pescanova incluyen 643 millones de euros de deuda concursal de la antigua Pescanova. Actualmente, emplea a más de 10.000 personas en Europa, África, Asia y América y vende sus productos en más de 80 países de los cinco continentes.