Una salida a bolsa fallida, una investigación en curso por prácticas antimonopolio y el fundador de la compañía en paradero desconocido. Alibaba inicia 2021 con una potencial amenaza para sumar a la lista: el posible interés del Partido Comunista chino por llevar a cabo una nacionalización de la compañía

Noticias relacionadas

Un paso más por parte de la Administración estatal en su pugna por controlar las grandes empresas. Hace unas semanas, el Gobierno chino informaba sobre el inicio de una investigación sobre supuestas prácticas antimonopolio

Ahora, según han informado varios medios asiáticos, el Ejecutivo chino estaría interesado en nacionalizar la compañía. Con todo, la compañía ha reiterado en repetidas ocasiones su disposición en colaborar con la Administración ante cualquier tipo de investigación.

Críticas al Gobierno

A esto se suma las críticas que el fundador de Alibaba, Jack Ma, pronunció hace un mes sobre el partido del Estado al que le reprochaba que reprimía la innovación e imponía regulaciones bancarias con un "club de ancianos". 

Jack Ma lleva sin aparecer en público desde octubre, lo que ha despertado un especial interés en todo este asunto y ha dado pie a distintas especulaciones que relacionan los roces al Gobierno con la desaparición y el interés de la Administración que ha mostrado repetidamente en Alibaba.