El número de nuevas sociedades mercantiles se desplomó un 55,9% en mayo respecto al mismo mes de 2019, hasta totalizar 3.788 nuevas empresas, pero aumentó un 63,9% con respecto a abril, mes en el que apenas se crearon 2.311 empresas, el mínimo de toda la serie histórica, iniciada en 1995, según los datos difundidos este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con el retroceso interanual de mayo, más moderado que el de abril, la creación de empresas encadena cinco meses de tasas negativas después de haber cedido en el mes de enero casi un 4%; en febrero más de un 9%; en marzo más de un 28%, y en abril más de un 73%, mes que se vio marcado especialmente por la crisis sanitaria y la paralización casi total de la actividad.

Por su parte, las disoluciones empresariales disminuyeron un 70,5% en mayo en tasa interanual, hasta sumar 481, la cifra más baja desde agosto de 2003. En tasa mensual (mayo sobre abril), las disoluciones empresariales aumentaron un 20%, su mayor alza en al menos cinco años.

Estadística ha recordado que, a pesar del estado de alarma, los Registros Mercantiles continuaron su actividad en mayo y el Registro Mercantil Central ha remitido la información necesaria al INE para la elaboración de la estadística.

El 22,5% de las sociedades mercantiles que se crearon en mayo se dedica al comercio y el 13,7% a inmobiliarias, financieras y seguros. En cuanto a las sociedades disueltas por actividad económica principal, el 20,8% pertenecía al comercio y el 17,2% a la construcción. Para la constitución de las 3.788 empresas creadas en mayo se suscribieron más de 144 millones de euros, lo que supone un descenso del 71,1% respecto al mismo mes de 2019, mientras que el capital medio suscrito, que se situó en 38.124 euros, bajó un 34,6% en tasa interanual.

De las 481 empresas que cerraron en mayo, el 75,3% lo hicieron voluntariamente, el 13,7% por fusión con otras sociedades y el 11% restante por otras causas. Por su parte, el número de sociedades mercantiles que ampliaron capital en el quinto mes del año disminuyó un 49,5% interanual, hasta las 1.269 empresas.

El capital suscrito en dichas ampliaciones superó los 569 millones de euros, cifra un 60,4% inferior a la de mayo de 2019, mientras que el capital medio fue de 448.749 euros, un 21,7% menos. En tasa mensual (mayo sobre abril), la creación de sociedades mercantiles se disparó un 63,9%, su mayor alza en al menos cinco años.

Madrid y Andalucía, líderes

Las comunidades con mayor número de sociedades mercantiles creadas en mayo fueron Madrid (997 sociedades), Andalucía (651) y Cataluña, donde se crearon 612 empresas. Por el contrario, las que menos sociedades constituyeron en mayo fueron Navarra (20), La Rioja (26) y Cantabria (48).

Atendiendo a las sociedades mercantiles disueltas, las que presentaron un mayor número fueron también Madrid (153), Andalucía (71) y Cataluña (48). Por el contrario, las que registraron menos sociedades disueltas fueron Navarra (una), Cantabria (dos) y Asturias y Castilla-La Mancha, ambas con tres disoluciones.

Todas las regiones recortaron en mayo el número de empresas creadas respecto al mismo mes de 2019. Los mayores descensos correspondieron a Canarias (-73,2%), Aragón (-71,9%), Cataluña (-67,3%) y Navarra (-66,7%), y los menores a Cantabria (-44%), La Rioja (-45,8%) y Comunidad Valenciana (-46,6%).

Asimismo, todas las comunidades registraron tasas interanuales negativas en el número de disoluciones empresariales. Los mayores descensos se dieron en Castilla-La Mancha (-90%) y Cantabria (-89,5%) y los menores, en País Vasco (-50,6%) y Baleares (-54,3%).