El presidente de Inditex, Pablo Isla, ha decidido dar un paso al frente para liderar la reconstrucción de la economía española. Su movimiento ha sido una sorpresa en el mundo de la empresa, puesto que hasta ahora siempre había sido un ejecutivo comprometido, pero de perfil muy discreto.

Noticias relacionadas

La situación de emergencia ha obligado al sucesor de Amancio Ortega a asumir el liderazgo de la crisis en distintas vertientes y convertirse en un referente empresarial.

El papel de Pablo Isla fue esencial durante los peores momentos de los contagios del coronavirus y confinamiento, ya que puso a disposición de las Administraciones la logística de Inditex y su red de proveedores en Asia, así como liquidez para comprar material.

Ahora, Isla va a jugar un rol fundamental en la reconstrucción. Fue el dirigente empresarial elegido para abrir una Cumbre histórica para la CEOE y será quien presente ante la Asamblea de la patronal el próximo día 25 las conclusiones que se extraigan de este foro por el que pasarán los más altos ejecutivos de la empresa española.

De momento, Isla puso este lunes sobre la mesa un "decálogo de reflexiones" que deben servir como base para comenzar a trabajar por la reconstrucción:

1.- El primer punto que quiso dejar claro es que nos enfrentamos a una "crisis de una magnitud enorme" que ha tenido un coste enorme en términos de vidas humanas y también será muy dura en el terreno económico. Reconocer la realidad es el punto de partida para abordar el reto.

2.- "España afronta esta crisis en una situación peor a la de otros países" de nuestro entorno. Esto es así por los niveles de déficit público y de desempleo previos al covid-19, así como por el hecho de que nuestro tejido productivo está formado en buena medida por los sectores que más van a verse afectados por esta crisis. Asumir que la situación es "delicada" también es clave para abordar la reconstrucción.

3.- "No hay soluciones mágicas, ni fáciles". El plan de recuperación es muy complejo y va a exigir "disciplina", "audacia" y "rigor". En ese sentido, apeló a la responsabilidad con la que deben afrontar este reto el "Gobierno, los partidos políticos, las empresas, los sindicatos y todos los ciudadanos".

4.- Será clave "buscar consensos lo más amplios posibles". Isla reconoció que ayudar a encontrarlos es una finalidad de la cumbre organizada por CEOE. En este punto, subrayó la importancia de que todas las medidas que se vayan a adoptar salgan del acuerdo del diálogo social.

5.- "Es fundamental generar certidumbre y seguridad jurídica" a empresas e inversores nacionales e internacionales. Sin ella, la inversión se retrae y no se genera empleo. "Este es nuestro gran objetivo: generar empleo", reiteró.

6.- Hay que "huir de dogmatismos y de ideas preconcebidas para salir de la crisis". En este sentido, Isla recordó que "tan importantes son las medidas que se tomen, como no tocar las medidas que estén funcionando" en una clara alusión a la reforma laboral. El directivo recordó la importancia de "evitar introducir rigideces" en el mercado de trabajo porque la economía española necesita ser más competitiva.

También aludió a la fiscalidad al señalar que hay que llevar "el debate a cómo generamos riqueza para aumentar la recaudación" más que a medidas sobres subidas impositivas.

7.- Es vital no retirar, ni descafeinar antes de tiempo las medidas que están ayudando a que no se destruyan el tejido empresarial español: los ERTEs y los avales públicos.

8.- Para la economía española es clave formar parte de la Unión Europea y del euro. También recordó que el BCE está siendo de gran ayuda, pero "ningún país, ni ninguna familia puede vivir siempre de la deuda", recordó.

En este punto también destacó que "las ayudas del fondo de reconstrucción europeo van a ser importantísimas para salir de la crisis" y es preciso aprovecharlas para hacer que esta economía sea más competitiva. Para ello, "CEOE y las empresas deben participar de este proyecto". 

9.- En España, tenemos muchas empresas líderes incluso a nivel mundial. Pero tenemos también un "problema de tamaño de las empresas y de internacionalización" que los poderes públicos deben ayudar a solucionar.

10.- "La economía española tiene mucho potencial", el impacto de esta crisis "va a ser muy fuerte" y el objetivo debe ser que "en 2021 y 2022 recuperemos la caída de este año", pero al mismo tiempo trabajemos para "que la economía española salga de esta crisis mejor, más competitiva y con mayor potencial de creación de empleo".