Applus se suma al cada vez más nutrido grupo de compañías que cancelan su dividendo para conservar músculo financiero de cara a la lucha frente al coronavirus. La decisión se ha anunciado este miércoles cuando el mercado ya había cerrado a negociación.

Noticias relacionadas

El consejo de administración de Applus ha decidido “cancelar su propuesta de reparto de dividendos”, que ascendía a 0,22 euros brutos por acción. No obstante, en la comunicación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se asegura que la compañía mantiene su compromiso “con el pago regular de un dividendo a los accionistas”.

Esta suspensión se atribuye a un conjunto de medidas extraordinarias “para conservar la liquidez y limitar las salidas de caja”. En esta misma línea, se ha comunicado que, “mientras dure este período de gran incertidumbre” tanto los ocho consejeros independientes del grupo como el consejero delegado y el director financiero se rebajarán en un 30% su remuneración fija.

Próximas fechas clave

Asimismo, se especifica que “el comité de dirección por su parte reducirá su remuneración fija en un 25%”.

Por otro lado, la compañía especializada en certificaciones e inspecciones técnicas de vehículos (ITV) ha confirmado que el próximo 5 de mayo publicará sus cuentas del primer trimestre del año, un balance cuya presentación resulta optativa en virtud del último paquete de medidas para la reforma de la normativa vigente para sociedades cotizadas.

En cuanto a la próxima junta de accionistas de la sociedad, prevista para el día 28 de mayo en primera convocatoria, se ratifica la celebración de la misma. Si bien el estado de alarma actualmente decretado se extiende hasta el próximo 26 de abril, la cotizada asegura que cuenta con los recursos necesarios para que pudiera ser “exclusivamente telemática” en caso de que fuese necesario o aconsejable.