Codere mantiene cerradas temporalmente todas sus salas de juego en todo el mundo, como consecuencia de las medidas impuestas por las autoridades para prevenir el brote de la epidemia de coronavirus, excepto en México, donde cuenta con 36 establecimientos abiertos.

Noticias relacionadas

Según informó la compañía española del juego a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), de estos 36 establecimientos en México, 15 estarían operando, además, bajo restricciones de aforo y horario de apertura.

No obstante, la compañía asegura que su posición de liquidez actual y el plan de contingencia puesto en marcha le ha hecho estar "preparada" para hacer frente a un periodo de interrupciones en su negocio "de varios meses" y normalizar pagos y operaciones después. Además, su oferta 'online' en España, México, Colombia y Panamá permanece operativa.

Ese plan de contingencia incluye la disposición de su línea súper sénior de crédito revólver corporativa de 41 millones de liquidez adicional, hasta un total de cerca de 140 millones, además del préstamo obtenido en México recientemente.

Asimismo, está limitando salidas de caja únicamente a elementos críticos mientras perduren los cierres; negociando con las contrapartes relevantes en los diferentes mercados para reducir, retrasar o extender periodos de pago para acomodarlos al escenario actual; paralizando la inversión en inmovilizado y analizando diferentes avenidas para reducir el ritmo de consumo de caja; e incluyendo la reducción temporal del gasto en personal.