Plácido Arango, fundador del Grupo Vips, ha fallecido este lunes a los 88 años en Madrid. El empresario, nacido en México, fue el responsable de crear un concepto nuevo de restaurantes en España que pusieron de moda el sándwich Vips Club e, incluso, llegó a experimentar con los famosos mercaurantes que hoy en día triunfan en Mercadona o Carrefour.

Noticias relacionadas

El origen de Vips es mexicano, como su fundador. En 1958, Arango viaja de España a su tierra para abrir una cadena de supermercados bajo el nombre de Aurrerá. Seis años después, su hermano, Jerónimo Arango, abrió una cadena de restaurante para que los clientes del supermercado pudiera comer mientras realizaban sus compras. Algo parecido a los famosos mercaurantes que cadenas como Carrefour, Mercadona o El Corte Inglés están explotando actualmente.

Así es como nació Vips en México. Del éxito que tuvo, Arango decidió exportar este concepto de negocio a España. En 1969, abrió el primer Vips en España. De hecho, Arango también explotó el negocio de los supermercados Aurrerá, pero los vendió a Galerías Preciados a principios de los 70. Este modelo no terminó de cuajar en nuestro país; al menos durante esos años. 

Con su fallecimiento muere también un concepto de restaurante con tienda de libros, revistas y periódicos. Aunque en el 1 de junio de 2017, la propia compañía cerró el formato de tienda y continuó con los restaurantes Vips, convirtiéndose en un lugar de encuentro para muchos españoles, especialmente en Madrid.

En estos casi 50 años en la vida de los españoles, la empresa creció hasta el punto de alcanzar los cerca de 450 locales. De ellos, 176 son propios, mientras que el resto son franquiciados. Del inicial Vips Cafeterías, la cadena dio paso a otras marcas que operan actualmente: Vips Smart (formato rápido de cafetería), Ginos, Starbucks, Fridays y wagamama.

Bob's

Uno de los proyectos menos conocidos del Vips de Plácido Arango es Bob's. Una una réplica de su local más conocido en la que un menú del año 1995 costaba 1.185 pesetas. Algo más de seis euros -para aquellos que ya no se manejen en la antigua moneda-. Lo que nadie sabía por aquel entonces era que ese parecido en el formato y en el nombre tenía una explicación lógica. Su propietario era el mismo.

Según las últimas cuentas disponibles de la sociedad que lo gestionaba, Bob’s Cafeterías, y que ya está extinguida, llegó a alcanzar unas ventas de algo más de siete millones de euros, según datos del Registro Mercantil.

Imagen de archivo de un menú de Bob's.

La intención en aquel entonces era que ambas marcas compitieran entre sí, impidiendo la entrada de nuevos actores en el segmento al que pretendían llegar. Sin embargo, con la llegada de la crisis del 92 se puso punto final a la aventura de Bob's. Se frenó su expansión, se optó por recentralizar el modelo de negocio y prepararse para volver a la expansión en 1997 bajo una sola marca. 

Alsea compra Vips

En octubre de 2018, Food Service Project, sociedad participada al 100% por Alsea y accionista mayoritario de Zena en España, adquirió el 100% de Sigla, sociedad cabecera de Grupo Vips, por 500 millones de euros. Con la compra de la compañía se crea un gigante de la restauración del que la familia Arango mantiene una participación.

El nuevo grupo cuenta en el mercado ibérico con un portfolio de 10 enseñas comerciales: Fosters Hollywood, Vips, Domino’s Pizza, Starbucks, Ginos, Burger King, Fridays, Lavaca, Cañas y Tapas y Wagamama. El pasado año creó la división Alsea Europa con el objetivo de convertirse en el principal operador en Europa.

Además, curiosamente, esta compra volvió a unir a Vips España con Vips México ya que esta segunda fue vendida por Walmart a Alsea México hace unos años. 

Su venta también se produjo en un momento complicado para Vips, ya que la compañía arrastró durante años números rojos. En 2017, cerró con 9,5 millones de e uros de pérdidas.  

Actividad filantrópica

El empresario mexicano también destacó por su labor filantrópica y su contribución al desarrollo de Iberoamérica. Fue galardonado con el Premio Reino de España a la Trayectoria Empresarial en noviembre del pasado año. El jurado destacó sus "varias décadas de esfuerzo y de trabajo, creando empleo, internacionalizando sus actividades y contribuyendo a la mejora de su entorno y al bienestar del país".

Arango también contaba con  el Premio Juan Lladó de mecenazgo cultural (1993), la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil (2007) y la Medalla de Oro del Spanish Institute de Nueva York (2017). Además, fue presidente de la Fundación Princesa de Asturias entre 1987 y 1996.