La Unión Europea aprobó el pasado martes reforzar la seguridad en el despliegue de las redes móviles ultrarrápidas 5G, publicando el esperado informe que serviría de guía para que algunas operadoras decidieran el futuro de sus proveedores.

Noticias relacionadas

Una serie de normativas que se desmarcan de la exigencia de Estados Unidos de prohibir la colaboración con Huawei, pero que las operadoras de telecomunicaciones consideran lo suficientemente vagas como para no tener claridad respecto de los pasos que deben seguir de ahora en adelante respecto del fabricante chino. 

"No apuntamos contra tal o cual país o contra tal o cual empresa", aseguró el comisario de Mercado Interior, el francés Thierry Breton. "En Europa aceptamos a todo el mundo, todo el mundo es bienvenido. Pero tenemos unas reglas, que son muy claras y exigentes", dijo.

De hecho, Bruselas descarga la responsabilidad de crear su propia 'lista negra' en los Estados miembros. La UE dice que los Gobiernos deberán evaluar el perfil de riesgo de los proveedores, teniendo en cuenta los criterios comunes elaborados por Bruselas. 

Si un país llega a la conclusión de que un proveedor, por ejemplo Huawei, es "de alto riesgo", podrá excluirlo de las partes del 5G consideradas como críticas y sensibles. La UE pide además a todos los operadores una estrategia de diversificación para limitar cualquier dependencia importante de un único proveedor o de fabricantes con un perfil de riesgo similar.

Reino Unido

Las fuentes consultadas por este periódico hace unas semanas indicaron que este documento comunitario debería contener una serie de requisitos con los que se pudiese certificar la seguridad e idoneidad de proveedores y, en especial, de operadores asiáticos como es el caso de Huawei. 

De hecho, este es el documento que buena parte de las telecos en España esperaban para tomar su decisión definitiva respecto de su futura colaboración con el fabricante chino. No obstante, estas mismas fuentes consideran que el documento elaborado por Europa es vago y que no resuelve las dudas respecto de proveedores críticos.

En el caso de la responsabilidad de Moncloa se coincide además que tampoco están moviendo ficha y que, por el momento, no hay ningún indicio de que se quiera avanzar en el tema y menos realizar una lista de proveedores de "riesgo".

De esta manera, las telecos que esperaban la normativa de Bruselas para tomar su decisión siguen a la espera de tener una respuesta ante el uso -o no- de Huawei. Desde el Ejecutivo tampoco se han dado pistas al respecto, a diferencia de otros países de nuestro entorno que sí están tomando decisiones.

El pasado 28 de enero, el Consejo de Seguridad Nacional de Reino Unido dio el visto bueno a Huawei como suministrador de su futura red de 5G. No obstante, lo hizo con condiciones limitando su cuota de mercado al 35% y excluyéndole completamente del core.

Alemania y Francia

Esto significa que el fabricante chino podrá desplegar hasta un tercio de las futuras redes 5G de transmisión de datos, pero no estará presente en las partes centrales de la infraestructura.

Por su parte, Alemania ha dicho públicamente en varias oportunidades que Huawei no debe ser excluido de su sistema futuro de 5G. “Estoy en contra de sacar un producto del mercado solo porque existe la posibilidad de que algo suceda”, dijo hace diez días el ministro del Interior, Horst Seehofer, al Frankfurter Allgemeine Zeitung

Una actitud similar a la adoptada por Francia. Hace unos meses, el presidente francés Emmuanuel Macron indicó que "nuestra perspectiva no es bloquear a Huawei ni a ninguna compañía".

“Francia y Europa son pragmáticas y realistas. Creemos en la cooperación y el multilateralismo. Al mismo tiempo, somos extremadamente cuidadosos con el acceso a la buena tecnología y preservar nuestra seguridad nacional y todas las reglas de seguridad", aseguró.

Frente a estos movimientos, en España las operadoras han optado por avanzar con cautela a la espera de una declaración oficial. Vodafone es la única teleco que ha comenzado a desplegar redes comerciales en quince ciudades españolas y ya ha anunciado su intención de seguir creciendo en 2020.

Despliegues en España

En la actual red Huawei fue un actor principal, tanto en radio -transmisión pura-, como core, que almacena datos de red, pero a partir del veto de Estados Unidos, la operadora dejó de desplegar redes core con el operador de origen chino, las que requieren mayor seguridad. 

Por su parte, Orange y Telefónica también han venido utilizando a Huawei en el despliegue de sus pilotos en sus primeras redes 5G, aunque su exposición es menor. En el caso de la operadora española confirmó que utilizaría a Huawei en sus primeros despliegues core, pero que en el futuro utilizaría otros proveedores ya sin el operador chino por la negativa de éste de compartir este despliegue. En el resto del despliegue se espera que elija a Nokia o a Ericsson. 

En el caso de Orange, su matriz francesa eligió el pasado viernes a Nokia y Ericsson para desarrollar sus futuros equipos 5G.