La Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha aflorado más de 23.000 empleos en el sector cárnico y ha abierto expedientes por 210 millones entre junio de 2018 y octubre de 2019, según ha informado este viernes CC.OO.

Noticias relacionadas

En concreto, se levantaron en la industria cárnica actas de liquidación por un total de 209,9 millones de euros y se afloraron 23.061 empleos, que hasta el momento, según el sindicato, eran falsos autónomos. Sólo en Cataluña, la Inspección de Trabajo actuó en 110 empresas, 120 centros y 26 cooperativas de trabajo asociado.

Ante la "grave" situación de fraude, precariedad y explotación laboral que vivía el sector, meses antes CC.OO. de Industria lanzó la campaña #CarneSinFraude. El sindicato presentó denuncias de forma masiva ante la Inspección, lanzó el Semáforo Laboral Cárnico y realizó una acción sindical directa empresa a empresa.

Explotación laboral

"El uso de falsos autónomos, a través de cooperativas de trabajo asociado por parte de las empresas cárnicas, ha sido una práctica muy extendida. Precariedad y explotación laboral fueron la tónica general durante años. Afortunadamente, la situación ha cambiado gracias a la acción sindical y en este momento prácticamente todas las plantas han descartado este modelo", ha señalado el sindicato.

Fruto de esta tarea, según el sindicato, en septiembre de 2019 habían pasado 7.263 personas al Régimen General de la Seguridad Social y se había recaudado, en concepto de cotizaciones, un total de 8,1 millones de euros. A esto hay que añadir que muchas empresas regularizaron la situación antes de las visitas y las resoluciones de la Inspección.

Según el sindicato, "solo se resisten a entender la nueva realidad" Corporación Alimentaria Guissona (Lleida), Imacsa (Madrid), Carpisa (Madrid), Secalsa (Toledo), Grupo AN (Navarra), Arpisa (Álava) y Productos Florida (Castellón).