A la espera de que el Gobierno eche cuentas, los pronósticos para el déficit público de 2019 no son halagüeños. Si bien Moncloa se comprometió con la Comisión Europea a cumplir un techo de déficit del 2% del PIB, este límite se habría roto holgadamente.

Noticias relacionadas

La Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), que es uno de los principales 'think tanks' financieros del país, prevé que 2019 se haya cerrado con un déficit del 2,5% del PIB, es decir, medio punto más de lo previsto con Bruselas. De esta manera, el límite se habría sobrepasado en, aproximadamente, 6.200 millones de euros.

Esto significa, básicamente, que el déficit no se habría corregido en absoluto, puesto que 2018 terminó con un déficit del 2,5% del PIB, exactamente la misma cifra.

Causas

Aunque Funcas no analiza las causas de la nula mejora del déficit en el año que acaba de terminar, todo parece indicar que la pausa política e institucional provocada por el rechazo del proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2019, la celebración de varios comicios (incluida la repetición de las Elecciones Generales) y un periodo de más de medio año en el que el Gobierno ha estado en funciones tienen buena culpa.

Esta transitoriedad ha impedido que se puedan tomar medidas para corregir el equilibrio fiscal, aunque no es la única razón. Cabe recordar que el Ejecutivo de Sánchez aprobó varias medidas antes de perder los plenos poderes que supusieron un incremento del gasto público, tales como la subida de las pensiones de jubilación o la subida de salarios públicos.

Este tipo de medidas, a las que hay que sumar otras como la aprobación del subsidio de paro para mayores de 52 años, se habría comido toda la mejora de ingresos producida por el ciclo económico y que se podrían haber destinado a reducir déficit.

Previsiones

Por lo pronto, en un escenario inercial (es decir, en el que no se apliquen medidas nuevas), Funcas contempla que en 2020 el déficit se reduzca, como mucho, una décima y que se quede en el 2,4% del PIB. 

Mientras, respecto a la evolución del PIB, el 'think tank' espera que la economía española crezca solo un 1,5% este año y que se recupere en los siguientes, con alzas del 1,7% en 2021 y 2020.

Y es que Funcas espera que la desaceleración económica toque fondo en a mediados de año. Eso sí: solo si se mantiene una 'paz' comercial y no se recrudece la guerra arancelaria entre Estados Unidos y la Unión Europea. El manejo del 'Brexit' también será clave en este sentido.

El menor crecimiento se dejará notar en el mercado laboral. Aunque generarán cerca de 800.000 empleos netos durante los próximos tres años, es un 40% menos que en el anterior trienio, dejando la tasa de paro en el 11,1% en 2022.