La incertidumbre política y la nueva ley hipotecaria han empañado los datos de compraventa de viviendas en 2019. Los principales portales inmobiliarios señalan a estos dos factores como claves de la caída del 9,3% que experimentó este dato el pasado noviembre, el peor penúltimo mes del año desde 2016.

Noticias relacionadas

Según el jefe de estudios de idealista, Fernando Encinar, la caída de las ventas en Madrid, Cataluña y los archipiélagos va a hacer "prácticamente imposible" que en 2019 se igualen las compraventas firmadas a las de 2018.

Así, ha señalado que hay que ser conscientes de que existe "un techo natural" en el mercado que podría rondar las 530.000 o 560.000 viviendas, por lo que cree que el incremento para los próximos ejercicios será "moderado", aunque la situación política y la nueva legislación hipotecaria que entró en vigor el pasado verano habrían influido en este asunto.

Algo en lo que coincide el director de estudios y formación de Fotocasa, Ismael Kardoudi, ha apuntado que los efectos de la Ley Hipotecaria son visibles en la estadística, aunque ha resaltado que la incertidumbre política de los últimos meses también ha podido afectar a la confianza del ciudadano para comprar una vivienda.

Kardoudi es optimista, porque España se encuentra con cifras cercanas a las 40.000 operaciones de compraventas, lo que muestra que "la actividad en el sector se va recuperando poco a poco sin grandes evoluciones".

Para Kardoudi, el mercado inmobiliario está dando claros signos de normalización y estabilización. De hecho, espera que 2019 cierre con más de 500.000 operaciones de compraventa. No obstante, Fotocasa ha instado a impulsar nuevas políticas que ayuden y beneficien a la normalización.

"Es urgente que el nuevo Gobierno apueste por el ladrillo y por dar estabilización con nuevas políticas de vivienda que den seguridad al ciudadano", ha concluido Kardoudi.