Iberdrola ha iniciado acciones penales contra su exempleado José Antonio del Olmo, autor de un supuesto informe interno que acusa a la dirección de la compañía de ordenar espionajes y usar facturas falsas y del que la empresa afirma no tener "constancia alguna" en sus archivos, informó la compañía.

Noticias relacionadas

Por este motivo, los abogados de la energética han remitido un escrito a la Fiscalía Anticorrupción de Madrid en el que se solicita la apertura de diligencias contra Del Olmo, que fue en la compañía director de Funciones Corporativas dentro de la Dirección de Administración General y Corporación, por los delitos que se desprendan de la investigación del fiscal, pero que la empresa considera susceptibles de ser calificados "como falsedad documental, injurias y calumnias".

Aunque la Fiscalía de Bilbao ya admitió a trámite una denuncia previa presentada por Iberdrola el pasado 5 de diciembre para que se investigara el origen del supuesto informe interno, ahora el escrito va dirigido directamente contra Del Olmo, al que se acusa de tener una "actitud obstructiva" contra la investigación abierta por la propia compañía.

Asimismo, la empresa destaca en su escrito que el autor del presunto documento parece ser el único conocedor del mismo y que, ni en el momento de la presunta redacción -diciembre de 2004- ni con posterioridad a los hechos, ha formulado la correspondiente denuncia ante las autoridades competentes por las supuestas irregularidades que, presuntamente, él conocía.

De hecho, Iberdrola indica que el presunto informe "únicamente es conocido por haber sido publicado por un medio de comunicación, El Confidencial, en sendas informaciones, los días 2 y 3 de diciembre".

Desde esa fecha, la energética señala que los directivos de Iberdrola José Luis San Pedro, director de Administración, Control y Regulación en 2004; Juan Carlos Rebollo, actual director de Administración y Control de Iberdrola, y Pablo Insunza, director en el momento de los hechos del Departamento de Administración General y Corporación, han firmado una declaración en la que manifiestan "la inexistencia del informe y su total desconocimiento del mismo, ya que no recuerdan haberlo recibido o tenido conocimiento de él ni en 2004 ni con posterioridad".

Un paso más en su defensa

A este respecto, la compañía, que da un paso más en su defensa por las grabaciones supuestamente realizadas por el excomisario de Policía José Manuel Villarejo y relacionadas con la energética, señala que "la única persona que no ha querido colaborar con la investigación interna" desarrollada por Iberdrola ha sido, precisamente, su presunto autor.

Para Iberdrola, Del Olmo "no solo ha mostrado una absoluta falta de voluntad de cooperación en el esclarecimiento de los hechos, sino que, además, se ha dedicado, por motivos que solo él conoce, a supuestamente filtrar información que, o bien no se corresponde con la realidad -el supuesto Informe-, o está tergiversada, tal y como queda reflejado en una noticia publicada en El Confidencial el pasado 18 de diciembre".