Desde que aterrizaron en España en el año 2012, los fondos de inversión extranjeros han apostado fuerte por Madrid y Barcelona. Sin embargo, coincidiendo con el impulso que ha tomado el discurso contra la despoblación, los inversores internacionales tienen apetito por probar suerte en otras regiones españolas.

Noticias relacionadas

Un interés que fue testado por una veintena de alcaldes el pasado jueves en el hotel Riu Plaza España de Madrid, donde se reunieron con cerca de un millar de inversores que juntos movilizan unos 5.000 millones de euros, según los datos facilitados a EL ESPAÑOL por los organizadores de ese encuentro, bautizado como Invest in Cities.

Se trata de fondos españoles, estadounidenses, luxemburgueses, británicos y franceses que buscan oportunidades en España en cuatro nichos: el industrial, el logístico, la innovación y las energías renovables, según explica el director del proyecto, Ignacio Alonso, socio del grupo de consultoría PGS.

Con este proyecto, la firma consultora ha apostado por organizar un road show en el que localidades variopintas, como Guadalajara, Marbella, Benavente, Miranda de Ebro, Ciudad Real, Rota o Puertollano, entre muchas otras, pueden sentarse con inversores internacionales y empresas con intereses en España para tratar de captar inversiones.

Se trata de un proyecto de "cooperación público privada", según explica el presidente de GPS, Pablo Gimeno. En la iniciativa, ha participado también la patronal Cepyme, con su presidente Gerardo Cuerva, y en esta ocasión, ha contado con el apoyo institucional de la ministra de Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto, que se encargó de inaugurar esa cita entre alcaldes e inversores que celebra en 2019 su segunda edición. 

La ministra en funciones incidió en la estabilidad económica del país con un mensaje dirigido a la clase empresarial extranjera que tiene intereses en invertir en la llamada 'España vaciada' o en otros lugares que cada vez tienen que hacer una apuesta mayor para competir con las grandes capitales.

200 citas con inversores

Junto a los fondos, empresas con interés en abrir segunda sede o impulsar nuevos negocios en otros puntos de España estuvieron presentes en este foro. Una reunión en la que las corporaciones locales participan en una suerte de puja por captar inversión y empleo a cambio de ofrecer ventajas en materia fiscal, burocrática, infraestructuras o capital humano a las empresas y vehículos de inversión que participan. El foro ha organizado unas 200 reuniones entre ciudades y financieros o ejecutivos.

Para explicar el proyecto, Alonso pone como ejemplo a una ciudad, como Elche (Alicante), que se ha sentado con tres empresas interesadas en su campus tecnológico. Pese a que se trata de grupos que por el momento son confidenciales, la apuesta en materia de empleo de estas firmas para la región supondría la creación de entre 200 y 225 nuevos empleos en el caso de la empresa más grande, entre 60 y 70 en el segundo caso y entre 30 y 50 puestos de trabajo en el tercero, según el consultor de PGS.

Otra apuesta es la que ha abierto Marbella por atraer start-ups tecnológicas para tratar de introducir un nuevo modelo de mayor alto valor añadido en su motor económico: el turismo.

En el noroeste español, también estuvo presente Benavente, villa que quiere convertirse en un gran centro logístico para el occidente español con bonificaciones fiscales para aquellas firmas que apuesten por instalarse en su territorio.

El proyecto de sentar alcaldes de pequeñas y medianas ciudades con inversores es relativamente joven. Sin embargo, en un año ha multiplicado por dos su interés entre los ayuntamientos españoles. En 2020, será el momento de examinar los resultados de un road show en el que además de cifras, se mostraron imágenes de catedrales, paisajes y monumentos del patrimonio español.