El tramo de 28 km de la autovía M-11 construida por Dragados (ACS) y que une las poblaciones irlandesas de Gorey y Enniscorthy ya ha sido abierto al público. En concreto, este trozo de autovía se inauguró el pasado 18 de julio, ha informado la empresa en un comunicado.

Noticias relacionadas

El contrato de concesión fue suscrito en octubre de 2015 entre Transport Infractuture Ireland (TII) y un consorcio participado por Iridium y tiene un plazo de operación de 25 años. Este comprende la redacción del proyecto, financiación, construcción, conservación y explotación parcial de la nueva infraestructura de distintos tramos de la M-11, N-80 y la N-30.

Los trabajos, ejecutados por una UTE participada por Dragados, han requerido una inversión de 282 millones de euros y una duración de 45 meses. La Concesionaria estructuró la financiación mediante un crédito del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y una colocación privada de bonos.

Por otro lado, los trabajos de construcción en los 42 km de nuevo trazado y 7 nuevos enlaces han supuesto 6 millones de metros cúbicos de movimiento de tierras, y la construcción de 98 estructuras entre puentes, pasos inferiores y obras de drenaje. Entre ellos destaca el puente sobre el río Slaney de 158 metros de longitud.

Durante el acto de inauguración el primer ministro Leo Varadkar, en presencia del embajador de España, el presidente de TII y las autoridades locales, destacó la importancia de esta nueva infraestructura en la economía de la región y en el corredor logístico que conecta el sureste de Irlanda con Dublín.