Las operadoras de telecomunicaciones no paran y ya preparan su artillería para una nueva guerra comercial del verano, en la que nuevamente el gran protagonista será el fútbol. La semana pasada finalizó la Champions League y días antes laLiga, el momento propicio para comenzar a pensar en las nuevas ofertas y descuentazos que permitan a las compañías rentabilizar su inversión.

Noticias relacionadas

Telefónica tendrá por primera vez en propiedad los derechos de la Champions y laLiga para la próxima temporada que comienza en agosto y el primer paso será definir su oferta mayorista. La CNMC le obliga a poner a disposición de sus competidores todos sus contenidos exclusivos en forma de paquetes, a un precio competitivo y sin barreras de entrada. 

A su vez, la competencia solo podrá adquirir la mitad de estos paquetes, por lo que es clave ver cómo se estructura. Las fuentes consultadas indican que la primera semana de julio se conocerá la configuración definitiva de esta oferta que probablemente incluirá Movistar Liga de Campeones, Movistar F1, Movistar Series, Movistar Cine y el nuevo canal Movistar Liga. Una vez conocida esta oferta, lo más probable es que la nueva guerra de las ofertas del fútbol comience a mediados de este mes y se prolongue hasta septiembre. 

Las fuentes consultadas dentro del sector indican que todo seguirá como hasta ahora, si es que se mantiene el mínimo garantizado como base de cálculo de los precios de estos canales. Es decir, pagando un fijo más lo clientes que lleguen. De esta manera, Orange ya ha manifestado en varias ocasiones que si uno de sus competidores tienen fútbol, ellos entrarán, por lo que es probable que en julio compren los paquetes del fútbol como la temporada que ya ha terminado.

Movistar y Orange volverán a tener fútbol

En el caso de Vodafone, se han cansado de decir que no van a entrar al fútbol con las actuales condiciones de mercado, por lo que todo parece indicar que la batalla seguirá siendo igual que hasta ahora. Movistar y Orange intentando rentabilizar al máximo su inversión, mientras que la operadora británica volverá a protegerse intentando poner en valor sus paquetes de series.

El año pasado, Movistar y Orange comenzaron agresivas promociones regalando la televisión premium en el caso de Telefónica durante cinco meses y rebajando a la mitad las ofertas con fútbol, en el caso de la francesa. Por su parte, Vodafone regaló su televisión por un año a sus clientes convergentes. 

¿Y este año? Todas las fuentes consultadas indican que Movistar y Orange volverán a apretar el mercado y que no dudarán en sacar ofertas similares a las del año pasado. En el caso de Movistar, por primera vez tendrán en propiedad las dos competiciones por lo que lo más probable es que hagan un esfuerzo mucho mayor en promocionarlo y que vuelvan los descuentazos de veranos anteriores, en especial si finalmente DAZN termina comprando la Champions y laLiga para incorporarlo a su paquete de televisión en streaming

Ofertas antes del verano

De momento, las apuestas de las operadoras antes de que comiencen a lanzar ofertas con fútbol dejan pistas del nivel de agresividad que pueden alcanzar en verano. Orange lleva más de un mes ofreciendo descuentos de hasta un 50% en sus paquetes convergentes Love durante tres meses, una promoción que no se acaba pese a la llegada de la época estival. 

Por su parte, Vodafone ha lanzado este mes descuentos de hasta el 50% en sus nuevas tarifas One con datos ilimitados. El objetivo es dar un espaldarazo a su nueva estrategia tras un mes de mayo en el que perdieron 63.000 clientes de móvil. De hecho, uno de los argumentos de las fuentes consultadas por este diario para pensar que este año la guerra del fútbol puede ser aún más dura es precisamente los datos de portabilidad que han registrado los tres grandes en lo que va de año.

Movistar, Vodafone y Orange han perdido clientes desde enero tanto en fijo como en móvil a manos del low cost y de segundas marcas como Pepephone, Lowi o Digi que han rentabilizado la tendencia de ofrecer paquetes convergentes solo de internet y móvil a muy bajo precio.

De esta manera, el objetivo de los grandes es aprovechar la campaña comercial del verano (y el fútbol) para intentar recuperar algo de terreno que han perdido en el año y, a su vez, fidelizar clientes para el resto del curso. Las estrategias ya están diseñadas, ahora solo falta mostrar las cartas.