La bolsa española ha arrancado el año con un enérgico rebote, pero los avances más abultados los copan los ‘chicharros’ de siempre: Abengoa, Urbas, Coemac, Duro Felguera… Entre las 15 compañías más alcistas, solo se cuela una que cotiza a doble dígito: Lingotes Especiales. La fabricante de componentes de automoción ha metido el acelerón con subidas del 38% en menos de un mes frente al 6% del Ibex.

Noticias relacionadas

A pesar de este envidiable comportamiento, la compañía industrial radicada en Valladolid podría estar cerca de haber tocado techo. Los pocos analistas que más de cerca siguen su evolución fijan un precio objetivo de medio plazo en los 15 euros por acción. Y Lingotes Especiales ya ronda esta cotización. Los más optimistas confían en la continuidad de las ganancias arropadas por el conjunto de la bolsa española para poder asistir a un cambio de tendencia en el valor.

La senda por la que en adelante discurra la guerra comercial abierta entre EEUU y la Unión Europea determinará también en buen grado el rumbo de la cotización de la española. En este sentido, las amenazas de Trump de subir el coste de las importaciones automovilísticas procedentes del Viejo Continente han pasado una abultada factura a su gráfica de precios, que a un año vista aún arroja pérdidas del 17% para sus accionistas.

El reciente acercamiento de posturas en esta disputa arancelaria es el factor que los analistas señalan como motor principal del ascenso de Lingotes Especiales. Eso sí, unido al convencimiento compartido por el consenso de analistas de que este año la economía global no entrará en recesión a pesar de su menor ritmo de crecimiento. Un pronóstico que anima la toma de posiciones en valores industriales y de corte más cíclico.

SOLO LA COMPRAN SIETE FONDOS

La cartera más abultada dentro del capital de Lingotes especiales es la que acumula la familia Garrido a través de la sociedad Inversiones Fuensaldaña, con la que invariablemente desde el año 2015 controlan un 8% de la cotizada. Con este peso tienen dos representantes en el consejo y ostentan la presidencia del grupo. Después, y sin representación en la cúpula directiva del grupo, un 6% de sus acciones está en manos de la aseguradora Previsión Mallorquina, que redujo hasta esta cota su inversión desde el 7% en mayo de 2017.

Los últimos datos disponibles sobre fondos de inversión señalan que solo siete vehículos confiaban parte de su cartera a este valor. El más generoso, Valentum, vehículo estrella de la gestora independiente del mismo nombre que al cierre del tercer trimestre confiaba un 1,25% del patrimonio de sus clientes a la vallisoletana. UBS España Gestión Activa (1,03%) y Magallanes Iberian Equity (0,64%) completan la terna de mayor peso. Ninguno de los tres ha comunicado a sus partícipes en sus cartas mensuales cambios en la posición sobre esta compañía, por lo que es de suponer que la apuesta se mantiene.

El fondo de 'smallcaps' de Lola Solana es uno de los pocos que tienen posiciones testimoniales de su cartera confiadas a la evolución de Lingotes Especiales

Santander, a través del fondo de ‘smallcaps’ que capitanea Lola Solana, Bankia, Unigest, y Renta 4 también cuentan con posiciones en la compañía protagonista del mayor rebote entre ‘chicharros’. Así figura en los últimos datos de cierre trimestral depositados por las gestoras ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Desde Renta 4, el analista técnico Eduardo Faus está entre los que desconfían en el potencial de la compañía para aguantar el pulso a la remontada. En su opinión, su gráfica sigue dando muestras de la “pérdida de tendencia alcista de largo plazo”, razón por la cual aconseja aprovechar este tirón alcista “para vender”. Los 16 euros y, después, los 17,50 por acción se presentan como las resistencias a batir para poder plantearse un cambio de escenario.

Por valoración, la ratio PER muestra que cotiza relativamente cara frente a sus beneficios, pues alcanza las 14,7 veces frente a las 12,3 veces que marca la media del sector elaborada por Thomsom Reuters. Lo mismo ocurre a la hora de valorar su cotización frente a flujos de caja, maná para los analistas en tiempos de flojera de los indicadores macroeconómicos. En esta ocasión, la relación es de 15,3 veces frente a las 6,5 veces que de media muestran sus comparables.

Los analistas de Lighthouse, la iniciativa promovida por BME para dinamizar el análisis de los valores menos seguidos por las casas de inversión, ponen el acento en el hecho diferencial que justificaría su cotización más cara: no fabrica a pérdidas. La especialización de la compañía vallisoletana en productos en los que consigue amplios márgenes se traduce en una rentabilidad financiera del 10,9% que logra más que duplicar la marca del 4,5% que tienen por media sus competidoras.

LA CLAVE DE LOS 15 EUROS Y EL REPARTO DE DIVIDENDO

El analista Roberto Rojas, de Admiral Markets, pone en evidencia la importancia de su actual paso por la zona de los 15 euros por acción no solo por el agotamiento de su potencial de consenso, sino porque aquí se cruza su gráfica con su media de las últimas 200 sesiones, importante referencia en el análisis técnico. Si rompe al alza, el experto confía en la escapada hacia los 16,40 euros por acción, desde donde apuntar ya a la conquista de los 17 euros. Sin embargo, su pérdida supondría un probable retorno hasta los 14 euros por título. Unos movimientos todavía estrechos para un valor que desde 2013 se ha apuntado un vertiginoso ascenso del 1.000% que solo se ha visto frenado por la debilidad de las cifras de negocio de algunos trimestres recientes.

Desde XTB, el analista Miguel Momobela considera que la clave más inmediata para el valor está en los 14,25 euros por acción, hacia donde se podría prolongar su actual alto en el camino de remontada. Si el descanso va más allá, considera que la puerta quedaría abierta para “un escenario de mayor corrección” a la búsqueda de los 12,70 euros por tercera vez en poco más de un mes. Por encima de los 15,30 euros, sí que aconsejaría la toma de posiciones con miras a más largo plazo, por confirmarse en esta cota una mayor consistencia para el giro alcista al que ahora se asoma.

La recurrencia en el pago de dividendos es otro de los factores que ha ayudado a aupar su cotización en las últimas semanas, pues es de los pocos valores castigados con más fuerza en la recta final del año pasado que premian a sus accionistas con reparto de caja fuerte. De hecho, su rentabilidad por este concepto está por encima del 4,5%, convirtiéndola en una de las más generosas del Mercado Continuo y segunda con mejor retribución frente a precio del Ibex Small Cap del que forma parte.