Alcoa y sus sindicatos han llegado a un principio de acuerdo esta madrugada, según informa el periódico El Comercio. El objetivo es ganar tiempo y darse un plazo de seis meses para encontrar un inversor para la compañía que pueda evitar los recortes anunciados y los 700 despidos programados.

Noticias relacionadas

Según El Comercio, en la reunión entre ambas partes se llegó a un preacuerdo en el que se requiere la ratificación por parte del Gobierno de adquirir un compromiso para mantener el 100% del empleo a fecha de 1 de julio de 2019 en el caso de que no exista ningún inversor para las plantas de Avilés y A Coruña que garanticen su funcionamiento más allá del 30 de junio de este año.

Para ello, Alcoa se ha comprometido a dotar con 20 millones de euros a cada planta para la mejora de las instalaciones de las series de electrolisis. Esto pone fin temporalmente a unas negociaciones que llevan semanas produciéndose y que han generado decenas de movilizaciones de los trabajadores de estas dos plantas.

El conflicto ha contado con la intermediación del Gobierno central y de las administraciones locales y regionales de Galicia y de Asturias. todos se han comprometido en ayudar a buscar un inversor para que pueda rescatar definitivamente las dos plantas de Avilés y A Coruña.