Arturo Criado Nerea San Esteban

Ha sufrido estos días más que nunca, y su caída sobre el parqué ha sido histórica. Dia no consigue levantar cabeza en Bolsa, aunque a media sesión de este martes recuperaba cerca de un 11,6%, situando la acción en 0,74 euros. A cierre de este lunes, se situaba mínimos históricos, en 0,66.

Noticias relacionadas

Una caída nunca antes vista para la cadena de supermercados, que se encuentra en el centro de todas las miradas a la espera de que presente su nuevo plan estratégico, bajo la dirección de Antonio Coto y con el ruso Fridman como máximo accionista.

Curioso resulta que hay pocos artículos en los lineales de la cadena que valgan menos que su acción. A ellos se les puede sacar ahora más provecho. Todos, eso sí, son de su marca blanca. 

De paté a comida para gatos

Un paquete de arroz a 72 céntimos, colines a 45 céntimos o un bote de garbanzos cocidos a 56 céntimos son algunos de los productos que cualquier cliente puede adquirir en la cadena. Básicos para una cesta familiar que se encuentran por debajo de la acción de Dia.

Como se puede observar en la fotogalería que sigue a estas líneas, los artículos son de los más diversos y, a mediodía de este martes, todavía más baratos que el título de la cadena sobre el parqué.

La lista la completan otros productos como las albóndigas para gatos a 60 céntimos, un cartón de leche semidesnatada también por este precio, o un bote de mostaza a 54 céntimos. También podría permitirse el cliente adquirir una lata de sardinillas en tomate, por 59 céntimos, o 1 litro de zumo de naranja por 50 céntimos.

Coto no consigue parar los golpes

Lo cierto es que desde la cadena están intentando parar los golpes en Bolsa, pero todo apunta a que no será posible hasta que se conozcan los detalles del plan. Tanto es así que no sirvió que el pasado miércoles Dia anunciara cambios organizativos a bombo y platillo, con el fin de escenificar el inicio de una nueva etapa.

Un anuncio que se vio empañado por otra realidad, la de que el director financiero de la compañía se encuentra suspendido de empleo y sueldo desde que el pasado lunes Dia tuviera que rebajar su previsión de crecimiento y suspender el dividendo.

Hechos que no están gustando a los accionistas, que continúan castigando a la compañía sobre el parqué.