El tráfico de Ryanair creció un 6% hasta llegar a los 12,6 millones de clientes, con un índice de ocupación del 97%, según ha informado la aerolínea este martes. El crecimiento se ha producido pese a los dos días de huelgas -12 y 28 de septiembre- convocadas por pilotos y tripulación de cabina en diferentes países de Europa, incluido España.

Noticias relacionadas

Por su parte, el tráfico de Lauda -cuya compra por parte de Ryanair se oficializó en agosto- registró 0,5 millones de clientes, con un índice de ocupación del 93%. De esta manera, el tráfico total de la aerolínea creció un 11% hasta llegar a los 13,1 millones de clientes, con un índice de ocupación del 97%. Las cifras de Niki no se computaron hace un año.

Kenny Jacobs, Chief Marketing Officer de Ryanair, ha indicado que “Lamentablemente, más de 400 vuelos fueron cancelados en septiembre debido a los dos días de huelgas innecesarias convocadas por pilotos y tripulación de cabina en cinco países, así como por la constante falta de personal de control aéreo en Reino Unido, Alemania y Francia”.

“A lo largo del mes de septiembre, cuando cancelamos algo más de 400 vuelos, hemos operado con éxito más de 68.000 vuelos, con más del 80% de nuestra programación aterrizando en hora. Ryanair sigue ofreciendo las tarifas más económicas y la mejor puntualidad en Europa”, indicó.Las manifestaciones se llevan produciendo los últimos meses, por las demandas de los tripulantes de cabina y pilotos que exigen mejoras laborales, y en especial que se les realicen contratos en sus países de origen, y no en Irlanda, donde las ventajas fiscales son mayores para Ryanair con mayores.

Los tripulantes se quejan que al no tener contratos en su país de origen no pueden optar a alquileres, tienen problemas para tener acceso a sanidad y a créditos. Ryanair ha manifestado recientemente su intención de abordar el tema, pero las negociaciones siguen estancadas.