La temporada 2018-2019 de la Champions League comienza este martes y por primera vez lo hará sin ningún partido en abierto. Los derechos los tiene Telefónica, que los compró a Mediapro por 1.080 millones antes del verano y que ha puesto en marcha el canal Movistar+ Liga de Campeones hace unas semanas. Esta será la única señal que emita todos los partidos, incluyendo los encuentros de todos los equipos españoles y la final del campeonato.

Noticias relacionadas

Hasta el momento, solo Movistar+ y Orange -que alquiló el canal a Telefónica- emitirán los partidos que comienzan esta jornada, ya que Vodafone, MásMóvil y las cableras regionales han renunciado a emitir estos partidos y a comprar los derechos de emisión del campeonato. No obstante, queda una ventana abierta a la emisión de los encuentros y paradójicamente es la Mediapro de Jaume Roures.

Durante el verano, Telefónica y Mediapro han vuelto a sentarse ante el interés de la compañía catalana de quedarse con los derechos de la Champions en plataformas digitales. La productora emite en estos momentos ocho partidos de La Liga, la segunda división y las ligas italiana y francesa a través de Bein Connect, por un precio de diez euros por todo el paquete.

Bein Connect sigue sin la Champions

No obstante, las negociaciones no han llegado a buen puerto y hasta el momento Bein Connect sigue sin la Champions League. Desde Mediapro indican a EL ESPAÑOL que “siguen las negociaciones”, aunque desde Telefónica instan a Mediapro a presentar una propuesta formal para quedarse con estos derechos, en el marco de la oferta mayorista de canales de la operadora de telecomunicaciones.

Lo único cierto es que, salvo vuelco de ultimísima hora, la Champions comenzará sin ventana en streaming alternativa a Orange y Telefónica. “Hasta el momento estamos lejos del acuerdo”, indican las fuentes consultadas por este periódico.

En base a los acuerdos de Telefónica con la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) tras la compra de Digital+ en 2015, la compañía debe poner a disposición de cualquier operador todos sus canales premium a un coste de mercado. Y cada operador puede alquilar hasta un 50% de esta oferta.

Fiasco de Opensport

Haciendo uso de esta posibilidad, Orange compró los derechos de emisión del canal -producido por Mediapro- en verano así como El Partidazo, un encuentro en exclusiva del Real Madrid o el FC Barcelona por jornada. Vodafone, por su parte, ha preferido quedarse con el canal Movistar+ Series y el Movistar+ Cine.

Con todo, la Champions sigue sin plataforma independiente en streaming, después del fiasco de Opensport, que anunció tener todo el fútbol incluida la Champions, aunque nunca llegó a presentar una solicitud formal por el canal Liga de Campeones.

Sí la presentó por El Partidazo, pero finalmente retiró la propuesta tras no reunir las condiciones exigidas por Telefónica para el alquiler, condiciones acordadas con la CNMC e iguales para todos los operadores, incluyendo a Orange y Vodafone.