El consejo de administración de Gas Natural analizó este martes todas las ofertas que tenía sobre la mesa por su negocio en Italia y dio luz verde al proceso de venta. Entre los candidatos resonaban los nombres de Edison y 2i Rete, según los medios locales y todo apunta a que la venta se cerrará a su favor. 

Noticias relacionadas

Según han comentado fuentes financieras a EFE, Edison se quedará con los aproximadamente 460.000 clientes con los que cuenta la compañía española en Italia y que 2i Rete Gas -participada por el fondo Ardian- se haría con el negocio de distribución, sumando unos 7.300 kilómetros de redes de gas. La gasista española ha señalado en un hecho relevante enviado al regulador que el proceso "se halla en fase de selección del posible comprador" y que a la fecha no se ha decidido quién se hará con los activos. 

Las empresas tienen que ultimar detalles en los próximos días y cerrar finalmente la venta. Se espera que la operación genere unas plusvalías de alrededor de 400 millones a la compañía que preside Isidro Fainé. Los analistas de Citi y JPMorgan valoraban los activos de la gasista -redes de distribución y clientes-, en alrededor de 900 millones de euros. La plusvalía, además, se sitúa en alrededor de 350 millones.

La venta de los activos italianos

Desde que confirmó su interés en desprenderse de los activos en Italia como parte de la "revisión estratégica" de sus negocios, Gas Natural ha recibido al menos nueve ofertas no vinculantes y, en el último mes, los candidatos han ido afinando sus apuestas. A principios de este año contrató a Rothschild para estudiar las distintas opciones y maximizar la rentabilidad del negocio en Italia.

El cambio en la legislación del sector energético, con una reordenación encaminada a la consolidación, empujaron a la gasista española a tomar una decisión. Tenía dos opciones: invertir para crecer de forma inorgánica o vender e invertir ese efectivo en una región que aporte más valor al negocio como puede ser Latinoamérica. La operación en Italia es más pequeña que la que tiene en cinco países latinoamericanos (Argentina, Brasil, Chile, Colombia y México), quedando por debajo de los 593.000 puntos de suministro en Chile y de los 23.600 GWh vendidos.

Aunque para Gas Natural lo ideal habría sido la venta en bloque, las ofertas ya apuntaban a una venta por partes. El medio italiano Il Sole 24 Ore adelantaba hace unos días que 2i Rete Gas y Edison estaban entre las favoritas.

No eran los únicos en la contienda. Engie también quería los clientes de Gas Natural y el gigante Italgas su red de distribución, que la empresa valoraba en unos 600 millones. El consejero delegado de Italgas, Paolo Gallo, había subrayado su interés en estos activos desde el pasado mes de mayo. Su intención era ganarlos con el objetivo de ganar posición en el mercado y aumentar su cuota de un 30% a un 40%. 

Gas Natural está presente en el mercado italiano desde 2002 y opera como distribuidora y comercializadora. En distribución, cuenta con más de 7.300 kilómetros de red de gas y alrededor de 460.000 puntos de suministro. En comercialización, tiene alrededor de 580.000 clientes. En el país, tiene como filiales Gas Natural Italia, para la actividad de servicios, y Gas Natural Vendita Italia, dedicada a comercializar gas y electricidad a los distintos segmentos del mercado, como explica en su web. También opera a través de Nedgia, que gestiona la distribución de gas en el mercado regulado, y de Gas Natural Rigassificazione Italia.