La expansión de la variante delta de la Covid-19 ha llevado a Goldman Sachs a revisar a la baja sus previsiones de crecimiento del PIB de Estados Unidos para el tercer trimestre.

Noticias relacionadas

De esta manera, el banco de inversión calcula que crecerá en tasa interanual al 5,5%, frente a la previsión previa del 9%. Este parón se compensaría con una mejoría en el último trimestre para el que se han elevado las previsiones.

"El impacto de la variante Delta sobre el crecimiento y la inflación está resultando algo mayor de lo que esperábamos. Hemos rebajado nuestra previsión del PIB del tercer trimestre al +5,5%. Es probable que el gasto en comidas, viajes... disminuya en agosto, aunque esperamos que la caída sea modesta y breve", escribieron en una nota para inversores.

La previsión para el cuarto trimestre se ha incrementado hasta el 6,5% desde el 5,5%, ya que la recuperación se retrasa.

Estímulos monetarios

En general, la previsión de crecimiento para 2021 se reduce al 6% desde el 6,4% y la de 2022 se eleva al 4,5%. Con su estimación de alza de PIB, Goldman Sachs queda por debajo del consenso de mercado, que espera un crecimiento para este año del 6,2%.

Su fuerte recorte para el PIB del tercer trimestre es uno de los factores que pesan hoy sobre las Bolsas y que han precipitado las ventas en el conjunto de índices. Los inversores han empezado a temer por un freno al crecimiento global a causa de las nuevas variantes del coronavirus.

A esto se ha sumado el enfriamiento de las expectativas de que continúen los estímulos monetarios de la Reserva Federal han generado una pequeña tormenta de verano para los mercados en todo el mundo.