Estados Unidos ha anunciado este miércoles que impondrá aranceles adicionales a un puñado de productos españoles como represalia por la aplicación del Impuesto sobre determinados servicios digitales, el conocido popularmente como tasa Google, que busca gravar a las grandes tecnológicas de este país.  

Noticias relacionadas

La comunicación del Departamento de Comercio de EEUU (US Trade) indica que se aplicará un 25% adicional de aranceles a productos como zapatos, cristalería o ropa por un valor comercial de 265 millones de euros al año (324 millones de dólares).

Este mismo departamento calcula el impacto de la tasa Google en las empresas de EEUU en 126 millones de euros al año (155 millones de dólares). Sin embargo, la Administración Biden ha paralizado la ejecución de este impuesto 180 días para esperar un acuerdo global en el marco de la OCDE para unificar impuestos de las grandes tecnológicas en todo el mundo.

Si no hay acuerdo en este sentido, EEUU aplicará este nuevo arancel a partir del 29 de noviembre de este año.

El 14 de enero de 2021, el representante comercial de EEUU declaró que el impuesto a los servicios digitales de España le resultaba "irrazonable o discriminatorio" además de señalar que "grava o restringe el comercio de EEUU".

Carta de junio de 2020

"EEUU está enfocado en encontrar una solución multilateral para una variedad de problemas clave relacionados con los impuestos internacionales, incluidas nuestras preocupaciones con los impuestos a los servicios digitales", dijo la representante comercial del país norteamericano, Katherine Tai, en un comunicado.

La administración del presidente Joe Biden está presionando por un impuesto corporativo mínimo global del 15% que tiene como objetivo resolver el problema de las corporaciones que protegen las ganancias en países con impuestos bajos.

El secretario del Tesoro estadounidense durante la Administración Trump, Steven Mnuchin, envió hace un año una carta a cuatro ministros de finanzas de Europa entre los que se encontraron España, Reino Unido, Italia y Francia, amenazándoles con represalias si seguían adelante con la denominada tasa Google.

A comienzos de junio, la Oficina del Representante Comercial de EEUU abrió una investigación -amparada en la sección 301 de la Ley de Comercio de EEUU- a la Unión Europea y otros nueve países, entre ellos España, con respecto a los impuestos sobre servicios digitales.

Además de la UE y España, la investigación incluyó a Austria, Brasil, República Checa, India, Indonesia, Italia, Turquía y Reino Unido. Este miércoles se han confirmado sanciones para todas estas economías, pero con la prórroga de seis meses que se ha aplicado a España.

Exportaciones de España

En 2019, España realizó exportaciones a EEUU por valor de 13.739 millones de euros; el séptimo destino de los productos españoles. El grueso de estos envíos (10.152 millones) fueron productos industriales y tecnología, seguidos del sector agroalimentario, con un 12% del total, unos 1.600 millones al año. 

Dentro de estos productos, lideran el ránking maquinaria eléctrica, coches, combustibles, bienes de equipos y, dentro de los alimentos, reinan los productos cárnicos, el aceite de oliva y las aceitunas.

El único precedente de una investigación de este tipo a un país europeo es la que se realizó a Francia. En febrero del año pasado, el Departamento de Comercio de EEUU concluyó que el país galo vulneraba los tratados internacionales al intentar imponer una tasa unilateral a las empresas tecnológicas estadounidense, que allí se conoce como tasa GAFA, y anunció aranceles por valor de 2.140 millones de euros (2.400 millones de dólares) en productos como quesos, perfumes, jabones, porcelana, yogur o mantequilla.