La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha anunciado que "el primer PERTE que presentará el Gobierno será el de la automoción". Un anuncio en referencia al proyecto Future Fast Forward que viene a cerrar varias semanas en las que la industria del automóvil ha centrado la atención por la gran cantidad de novedades presentadas por Seat en Martorell o por Renault en Palencia

Noticias relacionadas

En este sentido, Maroto ha asegurado que "el gobierno quiere liderar la movilidad del futuro. El sector de la automoción ha sido el que más proyectos ha presentado para captar. Estamos ante una oportunidad única para una de las industrias más importantes de la economía española".

Al referirse al Future Fast Forward, el proyecto liderado por Seat que compondrá el primer PERTE, Maroto ha señalado que "se va a crear un primer consorcio q está abierto a nuevos socios". Un llamamiento con el que desde el ministerio aspiran a sumar a más compañías a las 15 que ya están dentro de este proyecto. 

Del mismo modo, la ministra de Industria ha señalado la importancia del nuevo plan Moves para dinamizar la compra de vehículos que generen menores niveles de emisiones. La iniciativa arrancará con 400 millones de euros que serán ampliables hasta los 800 millones en el caso de que la demanda así lo marque

Un PERTE transversal

Future Fast Forward, en el que también participan otras 15 empresas entre las que destacan Iberdrola, Telefónica o CaixaBank, busca generar todos los cambios en el ecosistema automovilístico nacional para asegurar que en nuestro país se produzca un vehículo eléctrico conectado 100% español.

Este proyecto cuenta con el respaldo del Gobierno como demostró la visita de Pedro Sánchez y Felipe VI a la planta de Seat en Martorell la primera semana de marzo o las declaraciones de Maroto de hoy. Según el calendario del proyecto, el consorcio entre los distintos involucrados debería cerrarse a lo largo de abril.

Una vez cumplido este trámite, el objetivo es que Bruselas dé su visto bueno en el mes de junio. Una fecha clave ya que se pretende que todas las partes del plan arranquen, como tarde, a la vuelta del verano.