María Vega Eduardo Ortega Socorro

La batalla entre los inspectores y técnicos de Hacienda que se ha vivido en los últimos días en la Agencia Tributaria a cuenta de un ascenso para los segundos que el sindicato Gestha logró colar en el debate presupuestario ha quedado zanjada en la Comisión de Presupuestos del Congreso.

Noticias relacionadas

Como era previsible, la enmienda que buscaba aprobar 'por decreto' un ascenso para estos funcionarios con la creación de un Cuerpo Superior Técnico de Hacienda fue rechazada de manera rotunda. Tanto es así que ni siquiera logró el apoyo de los cuatro grupos que la habían presentado, ya que Ciudadanos rectificó a última hora retirando esta enmienda.

Pese a que los letrados del Congreso advirtieron este miércoles de la inconstitucionalidad de votar enmiendas extrapresupuestarias en la Comisión de Presupuestos, la mesa decidió debatir y votar esta enmienda que había sido impulsada por Más País, JxCat, Teruel Existe y C's (aunque este se descolgó a última hora y la retiró).

Todos los grupos (a excepción de esos tres) votaron en contra de esta medida que hubiera significado un precedente para lograr ascensos dentro del cuerpo de funcionarios por decreto.

Todo ello fue en la misma sesión en la que la Comisión de Presupuestos rechazó la polémica enmienda de Unidas Podemos, ERC y EH Bildu para paralizar los desahucios.

Propuesta de Gestha

La idea de crear un Cuerpo Superior de Técnicos de Hacienda es una idea que hace tiempo que acaricia el sindicato de este colectivo profesional, Gestha. ¿La causa? Que se podrían reducir los cuellos de botella con los que se encuentran los técnicos en la lucha contra el fraude fiscal por carecer de competencias para ello. 

De hecho, según contó a Invertia Carlos Cruzado, presidente de Gestha, su objetivo no es en ningún caso lograr esta categoría profesional para 'robar' puestos directivos a los inspectores de Hacienda. De hecho, aseguró que la idea sería que mantuviesen sus atribuciones. 

Sin embargo, la creación del cuerpo superior y la mejora de categoría (de la A1 a la A2) también implicaría la mejora de sueldos de los técnicos de Hacienda. Su salario base anual (sin incentivos, trienios u otros complementos) pasaría de los 14.006 euros a los 15.928. Es decir, que subiría un 13,7%.

Cruzado restó importancia a la cuestión salarial. "La mejora es muy pequeña. Es muy poco dinero", aseguró. Precisó que el impacto presupuestario total para los 9.500 técnicos con los que cuenta el Ministerio de Hacienda "no llega a los 19 millones de euros".

Inconstitucional

Este planteamiento de los técnicos de Hacienda no es compartido por los grupos políticos. Entre otros motivos, porque según algunos expertos podría ser inconstitucional. "El artículo 103 de la Constitución exige que a la función pública se acceda en función de mérito y capacidad", explicaba en este periódico el inspector de Hacienda y expresidente de la Comisión de Presupuestos, Francisco de la Torre.

Además, abriría otro melón complicado, puesto que implicaría una subida salarial importante para un grupo de funcionarios que podría tener un efecto llamada en el resto de colectivos para hacer una reclamación similar.

Desde el punto de vista operativo, De la Torre señalaba también el "caos" al que se podría llegar si se atribuye a los futuros técnicos superiores de Hacienda las mismas funciones que desarrollan ahora los inspectores de Hacienda.

Con esta votación, la propuesta agota su recorrido parlamentario. Sin embargo, ha conseguido abrir un debate en los medios de comunicación aludiendo a un tema de preocupación para todos: la necesidad de mejorar los mecanismos de lucha contra el fraude.