Bruselas

La vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño, ha reclamado este martes a la Eurocámara que ratifique "cuanto antes" el fondo de reconstrucción de 750.000 millones de euros acordado el pasado julio por los líderes europeos para salir al rescate de España e Italia, los países más golpeados por la primera ola de la Covid-19. Calviño avisa de que la segunda ola de la pandemia ha disparado la incertidumbre económica en toda la eurozona y hace todavía más urgente la llegada de las ayudas de la UE. 

Noticias relacionadas

Transcurridos ya tres meses desde el acuerdo de julio, la Eurocámara y los Gobiernos de la UE todavía no han sido capaces de alcanzar una solución de compromiso para ratificar y activar rápidamente el fondo anti-Covid. El principal escollo en la negociación es que los eurodiputados reclaman más dinero para financiar 15 programas prioritarios de la UE en materias como educación, sanidad, investigación o migración. Por su parte, los Estados miembros se niegan a revisar un techo de gasto que costó 5 días y 4 noches de pactar.

"Las negociaciones están avanzando y esperamos que lleguen a buen puerto pronto para que todos los mecanismos se puedan poner en marcha cuanto antes", ha dicho Calviño durante una rueda de prensa virtual previa a la reunión virtual del Eurogrupo.

La vicepresidenta reclama que "cuanto antes se llegue al acuerdo político final y se pongan en marcha todos estos recursos y que estén disponibles para los Estados miembros a partir del 1 de enero de 2021". Un mensaje que le ha hecho llegar de forma directa a la president de la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara, Irene Tinagli, invitada a la videoconferencia del Eurogrupo.

¿Medidas adicionales?

España sería uno de los principales países perjudicados por cualquier retraso ya que aspira a recibir hasta 140.000 millones de euros de ayudas de la UE. De hecho, el Gobierno de Pedro Sánchez ya ha incluido una partida de 27.000 millones de euros de fondos europeos en los Presupuestos para 2021, según ha recordado Calviño. España acaba de recibir un primer tramo de 6.000 millones del fondo SURE para financiar los ERTE y espera otros 4.000 millones antes de que acabe el año.

¿Será suficiente el fondo de reconstrucción o se necesitará aumentar su dotación para amortiguar el impacto de la segunda ola de la pandemia? La vicepresidenta no ha dado una respuesta clara a esta pregunta. A su juicio, es necesario realizar una "evaluación" de aquí a final de año de los instrumentos que la UE ha aprobado hasta ahora para ver "cómo funcionan" y decidir "si es necesario abordar una modificación". En su departamento no descartan que se necesiten "medidas adicionales" a escala europea si la situación sigue deteriorándose.

"Nos encontramos en un contexto de gran incertidumbre y son muchos los retos a los que nos enfrentamos", admite Calviño. Por ello, el Eurogrupo debe confirmar su "determinación unánime" de "seguir actuando de forma decidida, ágil y eficaz, tanto a nivel nacional como a nivel europeo y global, para amortiguar el impacto económico y social de la pandemia". 

La vicepresidenta ha destacado los "datos positivos" del tercer trimestre, en el que pese a los rebrotes y a las restricciones a los turistas, la economía española rebotó un 16,7% y recuperó 570.000 puestos de trabajo. Unas cifras que en su opinión confirman que, si se atajan rápidamente los rebrotes, "tenemos una buena base para la recuperación económica".