Un macroplan de digitalización a todo nivel de empresas, pymes, administraciones públicas y educación, pero siempre con seguridad jurídica y protegiendo el empleo. Ésta fue una de las principales peticiones que ha hecho al Gobierno la mesa de Asesoriamiento y Estrategia que este lunes ha presentado sus recetas para salir de la crisis en la Cumbre Empresas Españolas: Liderando el Futuro de CEOE.

Noticias relacionadas

El panel que ha contado con los primeros ejecutivos de Deloitte, Accenture, EY, Kearney, KPMG y PwC también ha pedido que el Ejecutivo cuente con las empresas para dibujar el futuro más inmediato de la recuperación económica, siempre con la salud de las empresas y la atracción de inversiones como foco de sus políticas.

Fernando Ruiz, presidente de Deloitte, ha advertido que España está a la cola de las ayudas que los Gobiernos han dado a sus empresas, una situación contraria a lo que debería suceder: "Conseguir la recuperación en el corto plazo ayudando a las pymes y trabajando en un marco regulatorio que atraiga la inversión extranjera".

También ha insistido en que a largo plazo el trabajo que hay que hacer tiene que ver con la digitalización y con un marco fiscal más atractivo. "Si conseguimos recuperar la inversión y generar un marco estable para las empresas podremos volver a crecer y manteniendo el empleo", ha indicado.

Por su parte, Domingo Mirón, presidente de Accenture España, ha pedido que los fondos europeos de reconstrucción no se utilicen en proyectos de corto plazo sino que en directrices alineadas con el futuro europeo como la digitalización y la transición ecológica.

Educación digital

"Son pilares que nos servirán como habilitador para la diferenciación y el crecimiento. En estos meses nos hemos demostrado a nosotros mismos que las tecnologías digitales serán uno de los pilares para construir la nueva economía del Siglo XXI. Un catalizador de crecimiento que genere capacidad de resiliencia", ha indicado.

A su juicio este plan de digitalización debe llegar al sector público; incluir a las pymes; debe generar que las empresas instalen en España sus hub digitales; potenciar la inversión en redes críticas donde la energía y los transportes serán los dinamizadores; y apostar por la educación digital con carreras técnicas.

Para Federico Linares, presidente EY los temas que merecen la mayor urgencia son la digitalización y la fiscalidad. "No podemos desaprovechar esta oportunidad única de despegar digitalmente, en el sector privado y el sector público. Pero también en personas y por eso tenemos que profundizar el replanteamiento del sistema educativo y dar mayores competencias digitales para potenciar el talento senior". 

En el caso fiscal ha indicado que "las crisis no se financian con impuestos, se financian con deuda. Ya que no hay capacidad económica que gravar, lo que hay es rentas perdidas". 

"Es por eso que necesitamos certidumbre y seguridad jurídica, estabilidad normativa y previsibilidad y todo muy alineado con Europa. No debemos renunciar al marco fiscal que hemos creado durante décadas y que tan buenos resultados ha tenido para las empresas españolas", ha agregado.

Cadena de suministros

Pedro Mateache, presidente de Kearney España y Portugal, ha advertido del deterioro del Supply Chain, es decir, la empresas miembros de la cadena de producción. Mateache ha indicado que estas pymes han sido probablemente las más afectadas y las grandes desconocidas de la caída de grandes mercados como el aeronáutico o el de transportes.

"Será necesaria una reconfiguración de este sector. Para empresas pequeñas es muy difícil o casi imposible reconvertirse por lo que deberán consolidarse o fusionarse para poder sobrevivir. Cada empresa deberá valorar su posición actual en la cadena de suministro y diseñar diferentes opciones para poder mantenerse competitivos", ha indicado.

"Para ello será importante la ayuda pública para mantener las empresas viables, siempre con seguridad jurídica, una fiscalidad asumible y la necesaria flexibilidad laboral. Todo ello con acciones para el mantenimiento de plantas industriales y facilitando la exportación de nuestra industria", ha indicado.

Hilario Albarracín, presidente de KPMG, ha puesto el acento en que uno de los elementos más importantes para la reactivación es mantener el empleo. "Es importante tener en cuenta que muchas de las empresas tardarán mucho tiempo en recuperar su músculo financiero, por lo que cualquier medida que incremente costes sera muy malo para el empleo".

Es por ello que, ha dicho, en este nuevo contexto las subcontrataciones son claves para que las empresas ganen en eficiencia. "En otros países se penaliza el fraude en esta industria, pero consideran mucho más importante aprovechar su uso. Si no hay vacuna seguiremos en el terreno de lo incierto y en este contexto es imprescindible dar oxígeno a las empresas y no restárselo", ha dicho.

"Mantener los empleos"

Ha concluido indicando que la seguridad jurídica es vital en estos momentos. "Cuando termine la crisis ya debería producirse el debate sobre que economía queremos y ella deberá incluir la tecnología, la digitalización, la innovación, pero también la ética y la sostenibilidad".

Gonzalo Sánchez, presidente de PwC, ha advertido que las decisiones que tomemos en los próximos meses podrían afectar los próximos veinte años. "Debemos pensar que sociedad queremos en el futuro. La clave del éxito para aprovechar los programas de recuperación de la UE, pero debemos procurar que esto proyectos respondan a problemas estructurales. En el corto plazo la preocupación es la liquidez y en largo plazo la apuesta debe ser por la digitalización, el Green deal, la educación y la sanidad.

"Tenemos una oportunidad única para fortalecernos, pero debemos estar unidos con un objetivo común de recuperar la economía y mantener los empleos. La CEOE debe participar en la puesta en marcha de estos proyectos porque tenemos una oportunidad y no podemos perderla. Desde PwC queremos formar parte de la reconstrucción del país, generar empleo y creo que sabremos aprovechar esta oportunidad", ha señalado.