El economista Ramón Tamames ha pedido sin éxito al presidente de la Comisión del Congreso para la Reconstrucción, Patxi López, que convoque a un comité de sabios para aportar ideas a este grupo de trabajo parlamentario que debería trazar la hoja de ruta para la salida de la crisis provocada por el coronavirus.

Noticias relacionadas

En las últimas semanas, el catedrático y expolítico ha enviado tres comunicaciones a López, pero no ha recibido respuesta. En una de ellas, le ha adjuntado un documento de propuestas para abordar la recuperación desde cuatro pilares: Sanidad, Economía, Estado de Bienestar y Unión Europea.

Tamames considera que de esa Comisión parlamentaria debería salir un Presupuesto extraordinario para cuatro años pactado por los grupos parlamentarios. Con este horizonte temporal, que podría superar el de la legislatura, España podría trabajar en un plan de reconstrucción que se completará con las ayudas que llegarán de la Unión Europea.

El economista, Ramón Tamames. EP

"Sería necesario establecer un escenario claro con la evolución de los distintos epígrafes del PIB y del gasto que el Estado tiene que afrontar para financiar el paro, los programas de asistencia, el apoyo a sectores económicos...", explica Ramón Tamames en una conversación con este periódico.

En su opinión, a partir de ahí podrían trazarse las ayudas que necesitan los distintos sectores atendiendo a lo que muestran los epígrafes de producción del PIB en agricultura, industria -y dentro de ella, la automoción- o servicios, con especial énfasis en el turismo-.

"Ese desglose es importante para saber qué va a pasar con cada sector porque la automoción necesitará un plan, el turismo también tendrá que tener ayudas especiales…", argumenta.

Los menores recursos de la Hacienda Pública de ese Presupuesto plurianual se verían compensados por los fondos que lleguen de la Unión Europea y que esta comisión debería determinar a dónde dirigir.

"Se podrán hacer inversiones a medio y largo plazo en infraestructuras porque parece claro que va a haber un enganche entre la recuperación de la crisis provocada por la pandemia y el Green New Deal de la transición ecológica", afirma Tamames. Para ello, añade, "sería necesario hacer una selección de infraestructuras que España debe atender y un plan de vivienda pública".

En su opinión, las cifras que España tendrá que destinar a financiar los subsidios puestos en marcha a personas y sectores se quedarán cortas. Y el Ingreso Mínimo Vital debe ser sometido a estudio y debate para que sea eficaz y no desincentive el trabajo.

El conocido economista, que ha tenido algún tipo de voz en todos los procesos de transición de la economía española reciente, considera que tendría mucho que aportar a los diputados que deberían consensuar el plan de recuperación de la economía española.

Tamames cree que la comisión parlamentaria que preside López "va al desastre", en especial, después de la intervención del vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias. Sin embargo, no cesa en su empeño de intentar participar en ella. Además de dirigirse a su presidente, también ha escrito a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, e incluso se ha dirigido a Iván Redondo, mano derecha de Pedro Sánchez en La Moncloa.

Economistas con experiencia

"Deberían convocar a lo que antes se conocía como 'sabios', a gente que tiene experiencia", reclama sin perder la esperanza en que la Comisión retome un buen rumbo.

Ramón Tamames, que fue entrevistado en la serie 100 Opiniones para salir de la crisis de Invertia, participó en el Plan de Estabilización Económica de los años 1959-1963, formó parte de las conversaciones para negociar la entrada de España en la Unión Europea y estuvo presente en las negociaciones de los Pactos de la Moncloa, entre otros.

Un pasado que recuerda a López en alguna de las comunicaciones electrónicas que le ha enviado en el último mes y que han sido puestas a disposición de este periódico.

"La importancia de la crisis exige que los economistas aspiremos a estar a un cierto nivel, para ayudar en lo que podamos", escribe el también exdiputado a López. Pero su propuesta no ha tenido eco, al menos, por el momento.