En un día marcado por la polémica sobre la derogación de la reforma laboral, Reyes Maroto (Medina del Campo, Valladolid, 1973) recibe a este periódico. La ministra de Industria, Comercio y Turismo es una de las principales interlocutoras del Gobierno con los empresarios. Pide diálogo, "paciencia" con la desescalada, reivindica el papel de la Unión Europea y asume el discurso social del Gobierno. Pero también hace algo de autocrítica.

Noticias relacionadas

En un momento tan delicado para la economía y las empresas, ¿qué implicaciones tendrá abrir el debate sobre la derogación de la reforma laboral?

Estas y otras medidas tienen un marco de negociación, que es el diálogo social. Ahora más que nunca, España necesita un gran acuerdo, tanto económico como social, para salir de la crisis y protegernos del impacto de la pandemia. Los consensos alcanzados en ese marco de interlocución de los gobiernos con los empresarios y los sindicatos -duraderos en el tiempo- han sido la base de nuestro Estado del bienestar. En todo caso, lo que me ocupa y me preocupa en estos momentos es la desescalada y la vuelta a la normalidad.

La ministra de Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto. JORGE BARRENO

La reforma laboral ha permitido poner en marcha los ERTE que están siendo efectivos. ¿Defenderá extenderlos más allá del 30 de junio?

Estamos en distintos grupos interministeriales abordando el pacto de reconstrucción económica y social. Parte de ese pacto tiene que venir de la mano de las medidas económicas de apoyo a los sectores y por supuesto, en el marco del diálogo social. Espero que en esas mesas, se incluya a los sectores que realmente necesitan más tiempo para la recuperación y sin duda, el turismo, la hostelería o el comercio son tres sectores que lo necesitan. Cuanto más ambicioso sea, mejor va a ser recibido por las partes implicadas.

Muchos empresarios han reclamado más peso de su Ministerio. ¿Ha quedado diluido en un Gobierno con tantos miembros?

Estamos aportando mucho dentro de los grupos interministeriales. El paquete de medidas que este Gobierno ha aprobado tiene como claros beneficiarios a la industria, al comercio y al turismo. Por tanto, me siento muy bien representada en todas las decisiones que este Gobierno está tomando porque soy parte de él.

España necesita un gran acuerdo, tanto económico como social, para salir de la crisis

¿Qué balance hace de la evolución de la desescalada?

La desescalada se planteó con prudencia para no dar pasos atrás. El objetivo es la salud de la población. Se definió que fuera asimétrica y gradual. El balance es positivo, hemos ido mejorando algunos elementos en las distintas órdenes. Creo que hemos acertado en cuanto a la definición del proceso. Algo estaremos haciendo bien cuando Europa nos ha copiado en la desescalada por fases.

Se ha acertado en la definición, ¿y en las formas? Se han dictado decretos a media noche que han generado inquietud en los afectados...

La toma de decisiones está siendo muy rápida y eso nos obliga a tardar tiempo en la ejecución de las órdenes. Si hemos cometido algún error, pido disculpas. Pero hemos tenido muy buena interlocución con los sectores, les hemos explicado cómo se iban a ir configurando las distintas fases y hemos negociado. Tenemos una escucha activa, siempre con la tutela de Salud Pública y tratando de entender la complejidad de una desescalada que nadie ha hecho antes.

El presidente de Exceltur lamentaba este jueves en este diario que el Gobierno ha tardado más en sentarse con el sector que los gobiernos de otros países...

Prácticamente todas las semanas me reúno con las empresas turísticas. No quiero particularizar en una persona o empresa. Se ha escuchado al conjunto del sector. Hay interlocución con toda la cadena de valor y con empresas concretas. Está siendo uno de los sectores más afectados y es justo que pida un mayor protagonismo y sobre todo, que el Gobierno tome decisiones acordes con el peso económico que tiene.

El Turismo está siendo uno de los sectores más afectados y es justo que pida un mayor protagonismo 

Grecia o Italia están más cerca que España, aparentemente, de conseguir un acuerdo con terceros países para establecer corredores...

Desde que se conocieron las recomendaciones de la Unión Europea, estamos manteniendo reuniones de trabajo con distintos gobiernos. Estamos definiendo el marco que nos ha dado la UE. Cuando estemos en la misma situación sanitaria que otros países, podremos ir reduciendo paulatinamente y de forma gradual el control sobre nuestras fronteras. España está en ese trabajo.

La ministra de Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto. JORGE BARRENO

Está en ese trabajo, pero lo aborda con más cautela, ¿vamos a quedar atrás en la 'vuelta a la normalidad'?

Acertamos en no definir fechas porque hay muchas incertidumbres acerca de la pandemia. Lo más importante es no dar pasos atrás en esta desescalada que está siendo gradual. El propio sector turístico, que ahora mismo ve la temporada de verano como una oportunidad, tiene muy claro que es preferible abrir una semana más tarde, pero tener un destino seguro. Estamos trabajando en contar con los protocolos.

Es preferible abrir una semana más tarde, pero tener un destino seguro

La seguridad es muy importante y ahora daremos pasos en la movilidad nacional e internacional. Hay que tener en cuenta que aquí todavía no nos podemos mover ni siquiera a la provincia de al lado y hay que ser coherente.

Dentro de esos protocolos, ¿ya contamos con test suficientes para estar tranquilos?, ¿deberíamos reforzarnos con un mayor uso de apps?

Hemos optado por todas las herramientas necesarias para el abordaje del Covid. En los primeros estadios trabajamos con dos herramientas, una de movilidad y otra de autodiagnóstico. Ahora se está probando una app para el seguimiento del covid para tener toda la trazabilidad. Es una tecnología a disposición de la población, pero también del Gobierno para la toma de decisiones. En movilidad, estamos trabajando con las recomendaciones de la Unión Europea.

Británicos o alemanes con segunda residencia en nuestra costa, españoles que viven fuera... ¿qué calendario pueden manejar para saber cuándo podrán venir a España?

El horizonte de desescalada. Nos dimos ocho semanas. Vamos a estar en condiciones en las próximas semanas de dar más certidumbre sobre el calendario de cuándo vamos a poder viajar. Algo que compartimos con las recomendaciones de la UE es que no sea discriminatorio, que cualquiera por el motivo que sea pueda viajar: turistas, estudiantes o trabajadores. La apertura tiene que ser gradual, en las mismas fases de los territorios y tiene que ser para todos.

¿Será posible ir de vacaciones en julio?

No solo será posible, sino que está habiendo reservas ya. Según el CIS, casi el 60% contestaron que tiene pensado ir de viaje por España. Hay un ánimo en la población española de salir y estamos preparando los destinos para tener la seguridad de que no se van a producir contagios y en caso de que se produzcan, tenemos el sistema sanitario preparado. Ese es un elemento muy importante que otros países no están contemplando. 

No solo será posible ir de vacaciones en julio, sino que está habiendo reservas ya

Las altas tasas de mortalidad y contagios, ¿han dejado dañada la imagen de España en el turismo?

Estamos haciendo un esfuerzo en este sentido, pero algo que hemos visto es que en España hay un visitante que es muy fiel. Esa es una de nuestras fortalezas, dicho lo cual, todos los destinos se tienen que reposicionar. Eso exige esfuerzo, pero empezamos a tener ya peticiones de turistas que de forma habitual vienen a España y quieren seguir viniendo.

Macron ha sido muy crítico con la cuarentena impuesta por España a los turistas...

Francia tiene cuarentena. Hay 185 países que han hecho lo mismo. Quizás la crítica no es la cuarentena, sino por qué la hemos aprobado tan tarde. España no había necesitado esa medida porque no había una demanda de venir a España como consecuencia de las restricciones de movilidad. Es una medida transitoria porque todavía tenemos muertos, todavía tenemos contagios.

¿Cree que será posible una nueva prórroga del estado de alarma?

El estado de alarma ha funcionado, no es un capricho del Gobierno, es una herramienta que está permitiendo proteger la salud de la población. Creo que el debate no debería ser cuánto dura sino si está siendo efectivo. La sociedad lo que quiere es que el interés general prevalezca sobre el interés particular y por tanto, si necesitáramos ampliar de nuevo el estado de alarma nos someteríamos al Parlamento. Pero insisto, está por ver la prolongación y llegado el caso, buscaríamos vías alternativas para proteger la salud de la población.

Está por ver la prolongación del estado de alarma y llegado el caso, buscaríamos vías alternativas de protección

Entonces, ¿manejan ya el escenario del fin del estado de alarma?

No es una decisión que me compete, pero trabajamos ahora con esos 15 días que son, sin duda, los que el Gobierno necesita para seguir trabajando con una desescalada que queremos que sea segura. Si se viera que no hay una viabilidad para sacar el estado de alarma, el grupo de desescalada está trabajando con distintas opciones. El estado de alarma es el instrumento, no debería haber un debate sobre cuánto dura, debería haber un debate sobre los resultados.

¿Qué puede avanzar sobre el reparto de fondos de la Unión Europea para sectores como el turismo?

Es muy buena noticia que el turismo haya entrado en la agenda europea, siempre ha sido el hermano pequeño. España ha liderado una declaración conjunta de nueve países de todo el arco mediterráneo con tres ideas fuerza. La primera, que hubiera protocolos comunes, ya tenemos esa recomendaciones. La segunda, que hubiera un plan de apoyo al turismo. Por último, que se dedicaran más recursos a aquellos países y territorios más afectados. En concreto, nos preocupan las Islas Canarias y Baleares.

Es muy buena noticia que el turismo haya entrado en la agenda europea, siempre ha sido el hermano pequeño

Vamos a trabajar para que el plan de recuperación de la UE dedique una parte importante de recursos al turismo. Es importante para España, pero también para el conjunto de la UE por el peso económico que tiene en el PIB y en el empleo.

Ahora que habrá que financiar la reconstrucción y el Gobierno estudia formas de recaudar, ¿qué va a defender su Ministerio teniendo en cuenta que hay empresas muy dañadas y que podrían quedar más tocadas con una subida de impuestos?

Si algo ha hecho este Gobierno ha sido ser muy generoso desde el punto de vista de la fiscalidad. Ahora mismo no hay un debate abierto sobre la subida de impuestos, al revés. De lo que estamos hablando es de una hoja de ruta con un plan ambicioso para reconstruir la Unión Europea y en particular, España. Es muy importante que se hayan definido como transferencias y no como préstamos. Ese esfuerzo que Europa va hacer, hace que el esfuerzo que tengamos que hacer los españoles sea mucho menor. 

Ese esfuerzo que Europa va hacer, hace que el esfuerzo que tengamos que hacer los españoles sea mucho menor

De lo que estamos hablando es de contar con pilares que en la crisis de 2008 no existieron. No hubo una respuesta europea a aquella crisis. La respuesta estuvo basada en recortes y este Gobierno ha cambiado el paradigma. En Europa, se ha hablado de inversiones. Frente a los ERE de 2008 tenemos ERTE y frente a los recortes, tenemos inversiones. España ha liderado estos debates en la UE y Europa ha respondido en meses a un cambio de paradigma, cuando siempre había justo lo contrario a lo que España necesitaba. 

La UE ha habilitado los procedimientos

El Gobierno ha hecho un esfuerzo para poner en marcha 100.000 millones de euros en avales. Somos el país europeo, no sé si después o a la par de Francia, que más liquidez ha puesto en el mercado para evitar las quiebras de las empresas. Ese instrumento está permitiendo a muchísimas empresas esperar a que vuelva la demanda. Ahora estamos analizando distintas medidas para el relanzamiento económico.

Frente a los ERE de 2008, tenemos ERTE y frente a los recortes, tenemos inversiones

Estoy convencida de que va a haber un debate muy constructivo en la mesa de reconstrucción sobre la necesidad de mejorar los instrumentos que el Estado ha desplegado para que nadie se quede atrás. Tenemos que estar unidas todas las fuerzas políticas y que la mesa de reconstrucción sirva para sentar las bases de un gran acuerdo político y social que este país necesita. 

Su Ministerio no va a estar representado en esa mesa...

Me siento muy bien representada por los miembros del Gobierno. Dicho lo cual en la Comisión de Industria, Comercio y Turismo se va a crear una mesa en la que queremos dar voz de una manera más rigurosa a los sectores económicos que representa este Ministerio y voy a tener la oportunidad de participar. 

Tenemos que estar unidas todas las fuerzas políticas y que la mesa de reconstrucción sirva para un gran acuerdo

En el momento político de crispación que vivimos, ¿teme el fracaso de la mesa para la reconstrucción?

Espero que no. Mi forma de trabajar se basa en el diálogo, en el interés general, en la política útil. Espero que en esa mesa de trabajo se hable de lo que importa a la gente. Para otros debates que también son importantes, están el Congreso y el Senado. Tenemos los espacios para que el resto de grupos políticos hagan su control al Gobierno, pero la mesa de reconstrucción tiene que ser de propuestas. Una mesa para construir proyectos y no para ponerse enfrente del Gobierno. 

La mesa de reconstrucción tiene que ser una mesa de propuestas, no para ponerse enfrente del Gobierno

Insiste en el discurso de que nadie quede atrás, el Banco de España cree que para eso será necesario reciclar trabajadores del comercio y la hostelería...

La cualificación siempre es un valor. Trabajamos en un plan para mejorar la profesionalización de la mano de obra. La incorporación de las tecnologías es un reto en la hostelería, en el comercio y en el turismo porque hemos visto que en el confinamiento aquellos que han tenido una venta multicanal han ido mejor que aquellos que solo estaban en el canal físico. Luego hay que reputar a la hostelería y al turismo. Muchas veces uno llega a él no porque no pueda hacer otra cosa, sino porque es su proyecto de vida. Aprovecho para poner en valor el esfuerzo que hacen esos trabajadores y trabajadoras para hacernos felices, es la industria de la felicidad.

Hay que reputar el sector de la hostelería y el turismo. Para muchos es su proyecto de vida

Qué dice de España como país que hayamos abierto antes los bares que las escuelas…

Hay muchísimas dificultades para abrir los colegios porque las aulas no están preparadas. Ha sido algo compartido tanto por la ministra y los consejeros de Educación, como por el sector educativo. Se ha abierto un diálogo con ellos. Yo me he reunido con algunos agentes y me han trasladado las dificultades.

Ha recibido grandes críticas por el modelo de desescalada del comercio, en el que las grandes superficies se han sentido perjudicadas frente al pequeño establecimiento...

Cuando nos planteamos la desescalada había distintos parámetros. Lo que queríamos evitar es que hubiera demasiada movilidad de la población porque la relación entre moverse y la probabilidad de contagio es muy alta. Eso nos llevó a pensar primero en el comercio de proximidad. Tomamos decisiones que vamos revisando cada semana. Pedimos un poco de paciencia para poder hacer una desescalada gradual y con seguridad porque dar pasos atrás lo que nos va a hacer es que allí donde hemos abierto, igual en una semana tenemos que cerrar.

Pedimos un poco de paciencia porque dar pasos atrás lo que nos va a hacer es que allí donde hemos abierto, igual tengamos que cerrar

Sabemos que todo el mundo quiere empezar a levantar la persiana. Pero ir despacio y prudente nos permite ir con seguridad. 

En esas revisiones da la impresión de improvisación, ¿hace alguna autocrítica? 

El presidente pidió disculpas. En la toma de decisiones, que están siendo prácticamente diarias, uno puede acertar o puede errar. La población entiende muy bien que tenemos que proteger su salud.

La industria española estaba perdiendo peso en el PIB antes del Covid, ¿es esta reconstrucción oportunidad para volver a apostar por ella?

Siempre hemos tenido el objetivo de reindustrializar este país y ahora tenemos una mayor oportunidad. La industria ha sido uno de los sectores que no ha parado en el estado de alarma. Estamos trabajando en reposicionar a la industria española, a las multinacionales que están en España, con un compromiso del Gobierno y viendo las oportunidades que tenemos de relanzar nuevas líneas.

En el caso del textil, ahí donde hacían ropa ahora se hacen mascarillas. También contaremos con el apoyo de la UE. En el plan de recuperación no sólo hay que poner al turismo, sino a otros sectores industriales con mucho peso en Europa, como la automoción.