La recuperación del empleo ha marcado su tercer mes consecutivo batiendo récords históricos y ya se encuentra en niveles prepandemia. En julio el paro registrado en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) descendió en 197.841 personas respecto de junio, un retroceso del 5,47% en términos relativos.

Noticias relacionadas

Estamos ante la mayor caída en cualquier mes de la serie histórica y supera las de los meses de mayo y junio que también cerraron con caídas nunca vistas. En términos desestacionalizados, el paro registrado baja en 191.756 personas.

Gracias a la caída de las restricciones y las empresas que, con el verano, han vuelto a funcionar y recuperar parte de la actividad perdida, la Seguridad Social registró 91.451 cotizantes más respecto a la media de junio hasta los 19,59 millones de afiliados.

El total de personas desempleadas registradas cae hasta las 3.416.498, lo que se traduce en que hay menos personas registradas como paradas en todos los sectores y en todos tramos de edad respecto al mes de junio.

El impacto de la recuperación a partir de marzo es notable. Según los datos de Trabajo, en los últimos cinco meses el paro registrado ha disminuido en 592.291 personas. En términos interanuales ha caído en 356.536 personas, un 9,45%.

Número de cotizantes

Por sectores, el paro registrado en el sector Servicios desciende en 133.658 personas (-5,29%); en el colectivo Sin Empleo Anterior cae en 31.991 personas (-9,46%); en Industria baja en 13.158 personas (-4,60%); en Construcción registra en 10.154 personas menos (-3,62%) y en Agricultura se reduce en -8.880 personas (-4,82%). Los datos demuestran además que el nivel de paro registrado en la Industria es inferior al del inicio de la pandemia.

Por otro lado, el desempleo entre los jóvenes menores de 25 años desciende en julio en 36.926 personas (-12,34%) respecto al mes anterior. También se reduce el paro en el colectivo de 25 y más años, en 160.915 personas (-4,85%). En los últimos cinco meses, el paro registrado entre los menores de 25 años se ha reducido en 103.992 personas.

Por comunidades autónomas y en términos absolutos, las mayores caídas corresponden a Andalucía (-69.159 personas), Cataluña (-37.548 personas) y Canarias (-20.374).

En términos medios y sin ajuste estacional, la Seguridad Social rozó los 19,6 millones de afiliados de media en julio (19.591.728), el nivel de afiliación más alto de la serie. Julio cierra con 91.451 cotizantes más respecto a la media de junio, un 0,47% más. Es decir, cifras prepandemia. 

Por regímenes, en el General la afiliación media aumentó en 87.124 trabajadores (0,54%) intermensual y superó los 16,2 millones de ocupados (16.201.226). Este régimen, sin los sistemas especiales, sumó 141.401 afiliados mientras que el Sistema Especial Agrario restó 52.280, y el del Hogar, 1.998.

Trabajadores en ERTE

El Régimen de Autónomos, por su parte, alcanzó los 3.322.961 afiliados medios en julio, 1.978 más que el mes anterior (un 0,06% más). El Régimen del Mar contabilizó 66.467 ocupados, 2.348 más (3,66%) y el del Carbón se situó en 1.074 afiliados medios, 1 más que en junio.

Por otro lado, la reducción de la población en ERTE ha vuelto a coger fuerza. Al finalizar julio 331.486 personas estaban protegidas por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo, el nivel más bajo desde el inicio de la pandemia y 116.334 personas menos que el mes anterior si se mide por fecha de notificación. 

Estos instrumentos llegaron a proteger a más de 3,6 millones de trabajadores en mayo de 2020, lo que significa que ya han salido de esta situación más del 90%. Más de 97.000 trabajadores en ERTE, el 30% del total, están en suspensión parcial.