UGT ha denunciado que el esfuerzo para acabar con el colpaso en las oficinas de la Seguridad Social "no ha sido suficiente" hasta ahora y pide más medios para solucionarlo y atender así a los colectivos más vulnerables.

Noticias relacionadas

Así lo señala en un comunicado, donde indica que, pese a haber mejorado la atención telefónica, sigue persistiendo el colapso de la Seguridad Social, que "se está convirtiendo en un foco de frustración ciudadana".

"Diariamente se siguen produciendo multitud de quejas de personas usuarias que tienen que atender a procedimientos que necesitan obligatoriamente una cita. Algo que se convierte en una tarea absolutamente imposible", señala el sindicato, que denuncia que en la mayoría de las oficinas de la Seguridad Social de toda España, la respuesta es que "no hay citas, que quedan pocas o que serán para dentro de un mes".

Por ello, la organización sindical que lidera Pepe Álvarez ha instado a mejorar la garantía para atender adecuadamente "a todos y cada uno de los procedimientos" y a articular los mecanismos necesarios que permitan a las personas usuarias acceder fácilmente a la Administración.

También piensa que hay que prestar "especial atención" a los colectivos más desfavorecidos y con menos medios para poder acceder de forma telemática o telefónica, lo que, desde su punto de vista, "demanda que se refuerce la citación y atención presencial con el objetivo de que estas personas no queden en un limbo administrativo y sin respuesta".

El sindicato, además, ha querido poner en valor el trabajo de los empleados públicos y considera que es preciso reforzar los medios materiales y humanos para dar una solución "rápida y eficaz" a personas que necesitan ayuda y que no pueden esperar más.

Así, apuesta por, entre otras cuestiones, impulsar una estructura única para el conjunto del sistema, una relación de puestos con una dotación acorde con las necesidades del servicio y una red de oficinas dimensionada en función de la población "para dar un servicio de calidad".

"Es hora de invertir dinero en los servicios públicos y en un sistema de Seguridad Social, en lugar de contratar empresas privadas que suplan este trabajo", ha apostillado.