Finalmente, el Gobierno ha cedido y ha decidido aprobar medidas adicionales para paliar el impacto de la crisis económica generada en el sector privado, tanto para empresas como para autónomos.

Noticias relacionadas

Para ello, en el Consejo de Ministros celebrado este jueves, se ha aprobado que los autónomos y las empresas puedan recurrir a una moratoria de hasta seis meses en el pago de sus cuotas a la Seguridad Social, así como a una flexibilización de los pagos de los suministros de agua, gas y electricidad, cuyo pago se podrá incluso suspender.

Concretamente, los periodos de devengos afectados por la moratoria de cotizaciones, cuyos pagos se podrán abonar hasta octubre en virtud del real decreto-ley recién aprobado, serían, en el caso de las empresas, entre abril y junio y, en el de los autónomos, entre mayo y julio de 2020. Además, acogerse a este pago atrasado de las cotizaciones no implicará el abono intereses.

Así lo ha anunciado la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, quien ha destacado las medidas en materia de autónomos que está poniendo en marcha el Ejecutivo, a las que se suma un aplazamiento del pago de deudas con la Seguridad Social hasta el 30 de junio de 2020.

Respecto a los autónomos que ya hayan pagado ya sus cuotas o cotizaciones de marzo, Calviño ha indicado que "cree" que tendrán derecho a que la Seguridad Social les devuelva lo abonado. Concretamente, esto se hará solo en los casos de los trabajadores por cuenta propia perjudicados por el Covid-19. 

Alquileres e hipotecas

Además, los autónomos se podrán beneficiar también de la moratoria de alquileres de este martes y de hipotecas ya existente, a la que ya se podrán acoger después de que el Consejo de Ministros se haya sumado a esta medida 

Sin embargo, cabe recordar que los autónomos venían reclamado la completa exoneración de las cuotas mientras dure el Estado de Alarma, no una moratoria de los pagos. Así lo ha indicado Lorenzo Amor, presidente de la Asociación de Trabajadores (ATA), quien siempre ha mantenido el mantra de “a ingresos cero, cuotas cero”.

Este paquete de medidas, que se ha incluido en el real decreto aprobado este martes, se suma a lo aprobado hace unas semanas por parte del Gobierno para los autónomos, que en caso de haberse visto obligados a cerrar por el Estado de Alarma o con una caída de ingresos del 75%, ya están exentos de pagar cotizaciones a la Seguridad Social.

Recibirán una prestación equivalente al 70% de la base reguladora, lo que supone un mínimo de 661 euros, siempre y cuando prueben el impacto del coronavirus en sus cuentas.

Prestaciones de desempleo

Además, el Gobierno ha aprobado una serie de nuevas prestaciones para aquellos trabajadores afectados por la crisis del coronavirus pero que todavía no habían quedado cubiertos  Concretamente, los trabajadores temporales a los que se les haya acabado el contrato tras la declaración del Estado de Alarma y sin paro, que contarán con una ayuda equivalente al 80% del IPREM, unos 440 euros.

Mientras, las trabajadoras del hogar contarán con un subsidio propio, pero que no ha sido definido cuantitativamente por Pablo Iglesias, que es quien lo ha anunciado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. "La gran mayoría mujeres, hacen un trabajo poco reconocido. Las grandes olvidadas no pueden ser ellas. Hay que cuidar mejor a las que cuidan", ha comentado.

Por otro lado, aunque no se han concretado más aspectos del ingreso mínimo vital en el que está trabajando el Gobierno, sí que se ha aclarado que está destinada para cubrir a 5,5 millones de personas. 

Información sobre el coronavirus: