María Vega Eduardo Jiménez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este miércoles que el nuevo y esperado paquete de ayudas en el que trabaja el Ejecutivo para sostener a las empresas y pymes afectadas por la Covid-19 alcanzará los 11.000 millones de euros.

Noticias relacionadas

Se trata de un plan en el que su vicepresidenta económica, Nadia Calviño, lleva trabajando varias semanas para evitar una oleada de quiebras de empresas que no puedan resistir hasta que la pandemia remita.

Según el horizonte que ha confirmado Sánchez en el Congreso de los Diputados, eso ocurrirá entre el segundo y tercer trimestre de este año, puesto que el presidente mantiene su promesa de que antes de que acabe el verano, el 70% de la población española esté vacunada.

Mientras, el objetivo de su Gobierno, ha dicho, será seguir trabajando para aplanar la curva de contagios a la vez que se intenta "modernizar nuestra economía". Pese a que son numerosos los servicios de estudio que han rebajado las previsiones de crecimiento para este ejercicio con un tímido rebote tras la histórica debacle de 2020, Pedro Sánchez ha fijado 2021 como el año "de la vacunación y de la recuperación económica".

Turismo y hostelería

El nuevo paquete de ayudas se centrará en "seguir apoyando a los sectores que crecían antes de la pandemia y que ahora se encuentran en una situación difícil", como es el caso del sector turístico, la hostelería, la restauración o el pequeño comercio, ha explicado el presidente. 

La entrega de esas ayudas no solo buscará reforzar los balances de esas empresas, sino que también tratará de ayudar a que puedan sostener el empleo para impulsar la recuperación.

"No sólo queremos salvar empresas y empleos sino reforzarlos y crear nuevas empresas y empleos", ha afirmado desde la tribuna.

Sánchez ha comparecido esta mañana en el Hemiciclo para dar cuenta de la gestión de la pandemia y la situación del estado de alarma. Y ha centrado su discurso en la recuperación económica y del empleo.

El presidente ha celebrado el "Plan Marshall" puesto en marcha por la Unión Europea para reconstruir la economía de los devastadores efectos que ha tenido la pandemia y ha reiterado que este país recibirá 140.000 millones de euros de esas ayudas en seis años.

La cuantía del plan sin detalles que ha anunciado este miércoles ha sido criticada por el líder de la oposición. Pablo Casado ha reclamado más ayudas para empresas y autónomos al señalar que harían falta 50.000 millones de euros para reflotar el tejido productivo español dañado por la pandemia.

Acabar con la precariedad

El objetivo de su Gobierno con esos fondos será conseguir impulsar el crecimiento "en una economía que ha cambiado" y que tiene "unas tasas de desempleo inaceptables". Para ello, "todas las convocatorias del plan de Recuperación y Resiliencia en colaboración con el sector privado van a tener entre sus principales criterios el empleo de calidad".

El presidente ha señalado el paro juvenil como uno de los grandes problemas que afronta España y ha prometido formación para combatirlo tirando de los datos de la encuesta de inserción laboral del Instituto Nacional de Estadística que refleja cómo las titulaciones en FP reducen el desempleo.

El paro entre los jóvenes ha sido uno de los aspectos en los que se ha centrado el presidente para prometer empleo de calidad en sectores punteros, entre los que ha citado el de la edificación sostenible, la extensión de la banda ancha, las infraestructuras verdes e hídricas, las mejoras de los servicios sociales o la economía de los cuidados.

"Hay una generación que solo conoce la incertidumbre. Jóvenes a los que les cuesta desarrollarse en su territorio, encontrar un trabajo, que perciben un trabajo estable como un lujo. Esto tiene que cambiar. Se tiene que transformar España", ha afirmado Pedro Sánchez.