El informe de recaudación mensual de la Agencia Tributaria vuelve a dejar en evidencia el impacto que las medidas para frenar la crisis del coronavirus está teniendo en términos de recaudación. 

Noticias relacionadas

En concreto, el organismo explica que el efecto de las medidas normativas y de gestión vigentes en la recaudación de 2020 hasta septiembre se estima en 742 millones. Esta cifra mide el impacto combinado de dos tipos diferentes de medidas: por un lado, las ajenas a la crisis del coronavirus, la mayoría de ellas heredadas del año anterior y cuyo impacto es positivo por valor de 3.391 millones; y, por otro, las aprobadas con fin de paliar los efectos de la pandemia y cuyo efecto negativo sobre los ingresos se cifra en 2.649 millones de euros.

De esa cifra total, 1.946 millones de euros corresponden a mayores aplazamientos a empresas y otros 575 millones de euros a la suspensión en el plazo del pago de las deudas tributarias. 

Se modera la caída

Aun así, la cifra es inferior a la registrada en octubre. En concreto, el importe se ha reducido en unos 200 millones de euros respecto al cuadro del mes anterior. Desde la Agencia Tributaria explican que "el objetivo de las medidas de mayor impacto era facilitar a las empresas tanto la liquidez (ampliando las posibilidades para acceder a los aplazamientos), como el cumplimiento de sus obligaciones fiscales (atrasando los plazos para la liquidación de deudas)".

La forma de implementación de estas medidas supuso el diferimiento del ingreso por parte de los contribuyentes, ingresos que se están realizando progresivamente en estos meses. 

Esta es la razón que explica que el impacto por estos motivos vaya a la baja. Los otros cambios (modificación en la modalidad de tributación en el IRPF, en Sociedades y en el IVA; reducción de los días en actividad en la estimación objetiva; y rebajas en el tipo del IVA) tienen un menor efecto sobre los ingresos y en este mes no han sufrido apenas alteraciones.

Según recoge la agencia Servimedia, el informe también cifra en 74 millones de euros el impacto negativo de la medida por la que se permitió descontar los días naturales en los que estuvo declarado el estado de alarma del cómputo como días de ejercicio de actividad en la estimación objetiva del IRPF y en el régimen simplificado del IVA.

Además, el documento cifra en 40 millones de euros la estimación de caída de la recaudación por aplicar el tipo cero en el IVA entre el 22 de abril y el 31 de julio, en los bienes necesarios para combatir los efectos del Covid. Esta medida fue prorrogada hasta el 31 de octubre.

Por último, la reducción del IVA digital para las publicaciones en Internet y libros electrónicas, del anterior tipo del 21% a uno del 4%, ha supuesto una pérdida de un millón de euros en la recaudación hasta septiembre.