Las ventas registradas por el comercio minorista en España bajaron en el mes de agosto un 4,6% respecto al mismo mes del año pasado, de manera que se acumulan seis meses de caída en el sector, que empezó a verse afectado cuando se decretó el estado de alarma por la pandemia de la Covid-19.

El Índice General del Comercio Minorista corregido de efectos estacionales y de calendario presentó una variación del 2,4% respecto al mismo mes del año anterior. Esta tasa fue 1,5 puntos superior a la registrada en julio.

Según los Indices de Comercio al por menor publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el acumulado de los ocho primeros meses del año, el comercio vendió un 8,9% menos.

Hay que subrayar que la variación mensual del Índice General del Comercio Minorista a precios constantes entre los meses de agosto y julio, eliminando los efectos estacionales y de calendario, es del 1,8%. Esta tasa fue seis décimas superior a la del mes anterior.

En cuanto al empleo en el comercio minorista bajó un 3,4 % interanual en agosto, de manera que lleva ya también seis meses cayendo.

Incidencia del turismo

La estadística refleja que las comunidades que más dependen del turismo fueron las que volvieron a sufrir las mayores caídas de ventas en agosto respecto al mismo mes del año anterior, de manera que en Baleares descendieron un 15,3%, en Canarias, un 14,2% y en Cataluña, un 9,3%.

En cuanto al comercio online, continua creciendo, de manera que el mes pasado aumentó un 41,1% interanual.

Por lo que respecta las estaciones de servicio, las ventas en las mismas cayeron un 7,6% afectadas principalmente por el descenso del turismo y por el teletrabajo.

Por modos de distribución, todos los establecimientos disminuyeron sus ventas respecto al mes de agosto del año anterior, excepto las grandes cadenas (0,5%).

Por productos, la alimentación creció en grandes superficies (0,7%) y bajó en el resto de modos de distribución, sobre todo en pequeñas cadenas (14,3%).

Las ventas del resto de bienes descendieron en todos los tipos de comercio en tasa anual, excepto en grandes cadenas (1,8%).

Comercio 'online'

En términos interanuales, el comercio al por menor todavía no alcanza los registros de hace un año, de modo que las ventas retrocedieron un 4,6% respecto a agosto de 2019.

Las ventas de alimentos bajaron en agosto un 5,3% interanual y las del resto de bienes disminuyeron un 3,5% debido, sobre todo, a la caída de la facturación en el segmento de equipo personal (-21,4%) y, en menor medida, a la de los otros bienes (-2,4%). En equipo del hogar, por su parte, las ventas se incrementaron un 10,2% interanual.

Por su parte, el comercio online continuó mostrando un notable dinamismo en el mes de agosto, al registrar un avance interanual del 41,1% y del 21,4% en tasa mensual.

Por modos de distribución, las ventas bajaron un 15,4% interanual en las pequeñas cadenas; un 5,7% en las empresas unilocalizadas, y un 2,5% en las grandes superficies. Sólo las grandes cadenas vendieron más en agosto que un año antes, aunque el incremento apenas alcanza el 0,5%.

Corrigiendo los efectos estacionales y de calendario, las ventas del comercio minorista registraron en agosto una caída interanual del 2,4%, moderando en 1,5 puntos el descenso de julio (-3,9%).

Retroceso del empleo

Por otro lado, el efecto del Covid sobre el empleo en el comercio al por menor se ve diluido por los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). En el conjunto de España, la ocupación bajó un 3,4% en tasa anual en el mes de agosto, tasa similar a la de julio.

En términos mensuales, el empleo del sector bajó un 0,3%, destacando el descenso de las grandes superficies (+0,8%), algo más profundo que el registrado en grandes cadenas (-0,7%) y empresas unilocalizadas (-0,3%). En cambio, la ocupación aumentó un 0,4% en las pequeñas cadenas en relacion al mes anterior.

Suben tres comunidades

La facturación del comercio minorista bajó en agosto en tasa interanual en trece comunidades autónomas, se mantuvo sin cambios en Castilla-La Mancha y subió en Madrid (+2,6%), País Vasco (+1,9%) y La Rioja (+1,7%).

En el resto de regiones se registraron descensos interanuales, especialmente en las más vinculadas al turismo. Así, Baleares recortó su facturación un 15,3%, mientras que Canarias lo hizo en un 14,2% y Cataluña en un 9,3%. Por su parte, los menores retrocesos se los anotaron Asturias (-0,2%) y Galicia (-0,5%).

En lo que se refiere al empleo, todas las comunidades registraron tasas anuales negativas. El mayor descenso lo experimentó de nuevo Baleares, con un retroceso de la ocupación del 9,4%, seguida de Canarias (-6,1%) y Andalucía (-3,9%), mientras que el menor correspondió a Aragón (-0,6%).