Axesor Rating ha rebajado la calificación crediticia del Reino de España hasta A- con tendencia estable desde A con tendencia en observación- por el impacto que la crisis sanitaria está teniendo sobre la economía en general y las finanzas públicas en particular.

Noticias relacionadas

Pese a la mejora de la resiliencia económica de los últimos años y de que España es, junto con Italia, el principal receptor de los fondos de recuperación europeos, Axesor Rating prevé una contracción del PIB del 11,8% para 2020 por la alta terciarización de la economía española y su elevada dependencia del sector turístico.

Asimismo, el profundo deterioro de las finanzas públicas elevará los niveles de déficit y deuda pública por encima del 10,4% y del 115%, respectivamente.

Respecto a la tasa de paro, ésta alcanzará el 20%, ya que la caída de la actividad acentuará los problemas estructurales ya arrastrados por el mercado laboral.

El comité de rating destaca que la recuperación de la actividad tras la finalización del estado de alarma y la situación de confinamiento junto a la fuerte contracción del sector turístico -superior a las previsiones iniciales- presionará negativamente la economía.

Además, señala que los niveles de consumo y ventas al por menor alcanzados tras el reinicio de la actividad son claramente insuficientes para retornar a los niveles previos al estallido de la pandemia. Todo ello junto a los rebrotes limitarán la capacidad de crecimiento del cuarto trimestre hasta apenas el 2,9% intertrimestral. Cifra que podría agravarse de producirse nuevos confinamientos generales y que se produce en un escenario marcado por la incertidumbre.

En relación al sector financiero, la calificación valora los adecuados niveles de capitalización (por encima de los niveles exigidos por el regulado), solvencia y liquidez con los que cuenta la banca española para afrontar el shock. No obstante, advierte de la persistencia del riesgo que supone la baja rentabilidad del sector así como de los retos de adaptación a nuevas regulaciones, cambios tecnológicos y financiación sostenible.

Con respecto al sector exterior, desde Axesor Rating esperan una contracción del superávit por cuenta corriente hasta el 1% (frente al 1,9% del cierre de 2019), comportamiento que previsiblemente se extenderá a 2021. Además, el informe destaca el elevado volumen de deuda externa que, con 886.000 millones de euros a cierre del primer trimestre de 2020, es uno de los más elevados de la Unión Europea.