El vicepresidente de la Generalitat de Cataluña y conseller de Economía y Hacienda, Pere Aragonès, ha anunciado este lunes que la Conselleria de Trabajo de la Generalitat está estudiando una medida de emergencia de 200 euros para trabajadores afectados por un ERTE, personas en paro y autónomos que "tardarán en recibir la prestación" del Estado.

En una entrevista en Catalunya Ràdio recogida por Europa Press, Aragonès ha explicado que se trataría de una "inyección de urgencia" de 200 euros por persona, porque ha asegurado que las economías familiares están muy tensionadas, y ha sostenido que estas ayudas se destinarán a autónomos que no tengan capacidad de ingresos.

El vicepresidente también ha reclamado que el Estado haga transferencias económicas a las comunidades autónomas para gestionar la emergencia sanitaria: "Ellos no están pidiendo otra cosa a Europa que no pidamos nosotros".

Así, ha pedido que se cree un fondo específico para hacer frente al incremento de gastos generado por el Covid-19, para lo que ha dicho que el Gobierno debe hacer una previsión de gastos de todo el Estado.

El conseller de Economía ha afirmado que el Estado es quien tiene capacidad de endeudarse y ha reclamado que no se hagan préstamos a los territorios sino transferencias, porque considera que no es una crisis de sobreendeudamiento, sino una paralización económica y no tendría sentido "salir con una mochila de deuda más grande".

Objetivo de déficit

"Pedimos transferencia directa del Estado de 2.000 millones de euros", ha concretado Aragonès al ser preguntado por el objetivo de déficit fijado por el Gobierno, y ha reclamado que éste se suba al 0,2%.

El vicepresidente ha defendido una política económica de reconstrucción basada en tres ejes: el primero se basa en "poner en el centro la economía de la vida", con investigación en salud y en el ámbito alimentario; el segundo, en la digitalización de la industria 4.0, y el tercero, en la transición ecológica.

Ha opinado que estas tendencias deben servir para generar igualdad de oportunidades y "por eso es importante el protagonismo público, que no el político", ha matizado, tras lo que ha pedido consenso para centrar los recursos donde son necesarios.

Aragonès ha descartado recortes en políticas públicas: "Para hacer frente a la emergencia debemos poner más recursos", tras lo que ha apuntado que se tiene que fortalecer el sistema para posibles nuevas oleadas y futuras mutaciones del virus, y ha insistido en el protagonismo de la iniciativa pública.

Sobre los 14.000 millones de euros que el Estado anunció que inyectaría a Cataluña, Aragonès ha sostenido que son recursos que ya estaban previstos y que el Gobierno está anunciando anticipos: "No es dinero nuevo. No son recursos nuevos. Ya estaban".