Una de las principales preocupaciones de los españoles versa sobre el futuro del sistema público de pensiones y la insostenibilidad del mismo ante el envejecimiento de la población. Sin embargo, José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha objetado que la situación no es tan dramática ni de lejos.

Noticias relacionadas

Para él, la caja pública es “solvente” y el gasto futuro en estas prestaciones “manejable” recurriendo a instrumentos que ya están a disposición de las Administraciones Públicas.

En su intervención en el Congreso de los Diputados de este jueves, Escrivá ha afirmado que lo primero que habría que hacer es descargar y aliviar a la Seguridad Social de gastos “impropios”, que deberían ir a cargo de los Presupuestos Generales del Estado y no se deberían abonar con las cotizaciones.

Particularmente, Escrivá se ha referido a las medidas de fomento del empleo, a prestaciones de carácter universal, a subvenciones implícitas a regímenes especiales y a gastos de funcionamiento. Para él, llevar a cabo esta acción es un “paso decisivo para recuperar el equilibrio financiero a corto plazo”.

Incentivos

La otra carta que quiere jugar Escrivá está en el cambio de la jubilación. Escrivá quiere retrasarla a base de incentivos positivos. Considera que su empleo es “escaso”. Nunca se han hecho campañas para difundirlos y ha considerado que en algún caso están “mal diseñados”.

Estos incentivos positivos, ha explicado Escrivá, también se emplearía para retrasar las jubilaciones anticipadas. En cualquier caso, el ministro ha dado a entender que tienen más medidas bajo la manga, pero que las anunciará en su comparecencia en la Comisión del Pacto de Toledo.

Eso sí, también ha afirmado que la esperada reforma que espera ejecutar del sistema público de pensiones quiere abordarla a lo largo de este año, para que la subida de estas prestaciones “tenga un nuevo marco jurídico estable” ya en 2021.

Por lo pronto, estas medidas coinciden con la propuesta que hiciera en su momento la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), cuando Escrivá era su presidente.

Otras medidas

Por otro lado, el ministro ha anunciado también la reforma del complemento por maternidad y que llevará a cabo medidas para reducir el gasto por la incapacidad temporal.

Ha afeado a las comunidades autónomas, que son las que gestionan esta prestación con fondos de la Seguridad Social, la eficacia de estas medidas. "Con toda seguridad hay margen para que los 300 millones que se gastan al año en estas medidas se utilicen mejor”, ha opinado.