La compañía con sede en Suiza ABB ha decidido reforzar su presencia en el mercado de alto crecimiento de Robots Móviles Autónomos (AMR) con la compra de la empresa española ASTI Mobile Robotics Group (ASTI), una operación que permitirá a la multinacional ampliar su oferta comercial en el campo de la robótica y la automatización.

Noticias relacionadas

Con esta adquisición, de la que no se han relevado los detalles financieros, ABB da un paso más en su estrategia de crecimiento inorgánico y asegura que se convierte en la "única compañía" que ofrecerá una cartera completa de soluciones para la próxima generación de automatización flexible.

"Con su cartera de productos líder en el sector, su software integral y su profundo conocimiento en los segmentos de crecimiento, ASTI es la elección perfecta para nosotros a la hora de apoyar a nuestros clientes con la próxima generación de automatización flexible", ha remarcado Sami Atiya, presidente del negocio de Robotics & Discrete Automation de ABB.

Fundada en 1982, ASTI es un fabricante de Robots Móviles Autónomos (AMR) con una amplia cartera de productos y software integral para las principales aplicaciones industriales. La compañía tiene su sede en Burgos y cuenta con más de 300 empleados repartidos entre España, Francia y Alemania.

La accionista mayoritaria de ASTI es Verónica Pascual Boé, quien también ocupa el cargo de consejera delegada (CEO) de la empresa, que también cuenta con otros accionistas como la firma inversora European Growth Buyout Keensight Capital.

ABB destaca que actualmente ASTI da servicio a una de las mayores flotas de AMR en Europa y cuenta con una base de clientes "de primer nivel" en los sectores de automoción, logística, alimentación y bebidas y farmacéutico en 20 países diferentes.

A nivel financiero, desde 2015, la compañía burgalesa ha alcanzado un crecimiento medio interanual cercano al 30% y tiene como objetivo llegar a, aproximadamente, unos 50 millones de dólares (unos 42,4 millones de euros) en ingresos en el ejercicio 2021.

Apuesta por los AMR

Atiya asegura que con esta adquisición ABB será "la única compañía que ofrezca una cartera completa" de soluciones de automatización de AMR, robots y maquinaria. "Esto supone una ventaja clave para nuestros clientes, ya que así pueden adaptarse al consumidor individual y aprovechar la variedad de necesidades de los consumidores finales", remarca.

La compañía suiza asegura que los AMR permitirán "un grado de flexibilidad sin precedentes", desde la producción, la logística, la intralogística hasta el comercio minorista y la asistencia médica.

Además, añade que la visión común de ABB y ASTI permitirá ayudar a los clientes a sustituir las actuales líneas de producción estáticas por redes totalmente flexibles, en las que los AMR inteligentes transportarán de forma autónoma materiales, piezas y productos acabados entre estaciones de trabajo conectadas, en fábricas, centros logísticos, laboratorios, tiendas u hospitales.

"La visión de ABB encaja perfectamente con la nuestra, ya que ambos apoyamos la flexibilidad y competitividad de nuestros clientes a través de la automatización en el lugar de trabajo", ha asegurado la consejera delegada de ASTI, Verónica Pascual Boé.

Integración de ASTI en ABB

Una vez que se complete la operación, lo que está previsto tenga a mediados del verano de 2021, la sede de ASTI en Burgos se convertirá en la sede principal del negocio AMR de ABB, liderado por Verónica Pascual Boé. Todas las funciones, incluyendo entre otras I+D, ingeniería, cadena de valor de producto y proyecto, continuarán en las instalaciones de ASTI en España, Francia y Alemania.

Asimismo, ABB se compromete a ampliar significativamente la capacidad de producción en Burgos para apoyar la expansión de ventas prevista en Europa y América. 

Además, para facilitar el potencial de crecimiento de los AMR en China y Asia, ABB también establecerá un centro de AMR en este continente, que incluirá toda la cadena de valor y la fabricación, en su nueva fábrica de robótica, que se abrirá en Shanghái en 2022. 

"Esta es la siguiente y emocionante etapa de nuestro viaje y juntos aceleraremos nuestros planes de innovación, ampliaremos nuestro servicio global al cliente, la red de colaboradores, la capacidad de producción y ejecución y aprovecharemos el acceso al mercado de ABB a nivel mundial y particularmente en China", ha remarcado Pascual.

Cartera de productos

La cartera de productos AMR de ASTI incluye vehículos de tracción autónomos, soluciones de transporte de mercancías a personas (goods to person), vehículos autónomos portadores de pallets, contenedores y cajas, así como una oferta integral de software, que abarca desde la navegación y el control de vehículos, la gestión de flotas y pedidos y los sistemas de trazabilidad basados en la nube.

Este conjunto de soluciones se integrará en la cartera de soluciones compuesta por robots, la automatización de máquinas, las soluciones modulares y el paquete de software de ABB, incluido RobotStudio, la herramienta de simulación y programación de ABB Robotics, "creando así un porfolio de automatización único y completo para los clientes de ABB".

ABB y ASTI cuentan con una amplia experiencia en sectores industriales tales como la automoción, la alimentación y bebidas o los bienes de consumo envasados, así como en nuevos segmentos de crecimiento, como la logística, el e-commerce, el retail y la asistencia médica.

Con la previsión de que las ventas mundiales de AMR alcancen aproximadamente 14.000 millones de dólares (11.873 millones de euros) antes del 2025, con una tasa de crecimiento interanual de aproximadamente el 20%1, ABB tiene previsto ampliar las ventas y el servicio de asistencia técnica de AMR a 53 países.

La compra por parte de ABB Robotics se produce poco después de los anuncios de la compañía para expandir la automatización robótica para nuevos sectores y usuarios, incluido el lanzamiento de sus nuevas familias de robots colaborativos GoFa y SWIFTI y su anuncio de que avanzará la automatización en el sector de la construcción.