Espacios compartidos, zonas de descanso, una cafetería comunitaria… Los espacios físicos de una aceleradora como Telefónica Open Future están configurados para incentivar la comunicación, la colaboración y la creatividad entre los emprendedores.

Noticias relacionadas

La Covid-19 ha obligado a reformular el modo de promover esas conexiones, así como el apoyo y mentorización que reciben las startups. Para una empresa como Telefónica, como no podía ser de otra manera, la respuesta está en las tecnologías digitales.

Cuenta a D+I la responsable de Open Future Madrid, Marcia Maciel, que esta aceleradora ha prestado servicio de forma ininterrumpida durante la pandemia. La formación, las herramientas tecnológicas que pone Telefónica a disposición de los emprendedores y el acceso a la red global de startups, tanto de las convocatorias actuales como de las pasadas, se proporcionan a través de Internet.

“Toda la aceleración, el acompañamiento, las sesiones con el equipo y las sesiones para crear comunidad entre los hubs los hacemos de manera online. Se echan de menos aquellos ratos del café, pero la experiencia está siendo positiva”, asegura.

Propuesta de valor

El gran punto diferencial de esta aceleradora es, precisamente, la oportunidad de conectar con otros innovadores de la red de Telefónica Open Future y, en etapas algo posteriores, dar el salto a Wayra, a oportunidades de inversión o, incluso, al portfolio de soluciones comerciales de la operadora. Es la puerta de entrada de las startups al universo de Telefónica.

También se distingue Open Future por su capilaridad regional y por la fórmula de colaboración público-privada en la que se apoyan muchos de sus llamados “hubs. En España, está presente en un total de 18 ciudades de 11 comunidades autónomas, actuando Madrid como el “conector estratégico” donde los emprendedores de todas las regiones de España se juntaban en la era pre-Covid

Desde Madrid, asimismo, se gestiona una capa adicional de aceleración 100% digital para toda la red.

“Somos el brazo de innovación regional, dentro del programa de innovación abierta de Telefónica. Queremos descentralizar y democratizar las oportunidades de emprender más allá de los grandes centros económicos del país”, declara Maciel.

Sumando América Latina - Argentina, Perú, Venezuela o Costa Rica-, su capilaridad alcanza los 35 hubs.

Esta multinacional española fue una de las empresas pioneras en instaurar una política de innovación abierta, que ha ido iterando y madurando a lo largo de los años. En la actualidad, desde Open Future se brinda un servicio de aceleración a startups en fases tempranas, con un enfoque muy ligado al compromiso por la generación de ideas, tecnologías y empleo en todas las regiones de España.

“Buscamos startups que estén validando sus modelos de negocio, sus ideas, testeando MVPs (mínimo producto viable), buscando su primera financiación a través de friends & family…”, explica Maciel.

Su programa dura entre seis y nueve meses, en función del hub. Cada centro escoge un número variable de startups y determina sus propios criterios de selección de proyectos. En todos los casos, la participación es gratuita -ni dinero ni equity-.

Primera convocatoria de 2021

En estos momentos y hasta el próximo 25 de marzo, 10 de los hubs en España buscan nuevas startups. De Andalucía Open Future, participan en esta primera convocatoria del año el Hub La Farola (Málaga), el Hub El Cubo (Sevilla), el Hub El Cable (Almería) y el Hub El Patio (Córdoba). También se unen a la convocatoria el hub de Madrid Open Future, Ceuta Open Future (Hub El Ángulo), Murcia Open Future (Hub Carthago), Tarragona Open Future (Hub Green M1) y Segovia Open Future (Hub La Cárcel). En Extremadura, región en el plazo se extiende hasta el 7 de abril, participa Hub de La Atalaya.