Con una densa formación en física e ingeniería electrónica realizada en España y Estados Unidos, y después de una larga conversación con unos amigos alrededor de unas cervezas en un bar de Barcelona, Xavier Palomer decidió adentrarse en el tratamiento de los trastornos mentales a través de realidad virtual (RV).

Noticias relacionadas

Creó Psious en 2013, cuando la realidad virtual era todavía una tecnología incipiente, muy costosa y poco implementada pero, como destaca él mismo, “ya apuntaba a que podría aportar valor a la realidad médica”. Existía una evidencia clínica de la necesidad de avanzar en el campo de los trastornos mentales, en cambio, la evolución de esta tecnología de la imagen todavía no se situaba a la altura de las necesidades de los profesionales.

“En aquellos años, Oculus VR, empresa californiana que lideraba el ámbito RV, da a conocer su nuevo proyecto a través de Kickstarter -web de micromecenazgo-, y recibe un gran apoyo financiero. Este anuncio me hizo pensar que su hardware llegaría pronto al mercado y que nuestro software debería estar a punto para cuando esto pasara”, explica Palomer, fundador y CEO de la empresa, lamentando que la tecnología todavía tardaría casi tres años en hacerse realidad. Cuando Samsung, en colaboración con Oculus VR, lanzó Samsung Gear en 2015, el primer dispositivo más friendly y asequible en el mercado de la RV, Psious ya estaba preparada para despegar. En septiembre de 2016 lanzó su primer producto real.

La startup ha llegado al año 2020 en plena fase expansiva, con más de 2.000 usuarios en 60 países -mayoritariamente de Europa y Estados Unidos-, ayudando en el tratamiento de más de 20.000 pacientes con trastornos mentales como ansiedad, estrés postraumático, TDAH, obsesivos compulsivos, desordenes alimentarios y dolor.

Psious proporciona un software basado en machine learning, algoritmos y sensores, acompañado de una herramienta de gestión que permite monitorizar a los pacientes. “De esta manera, el profesional puede tomar las mejores decisiones en cada momento”, apunta Palomer.

El equipo de psicólogos de Psious es el encargado de desarrollar los ambientes que conformaran las imágenes necesarias para cada uno de los trastornos que tratan los profesionales. El software permite personalizar los ambientes propuestos, así como el grado de intensidad a los que debe hacer frente el paciente.

Por ejemplo, el profesional puede elegir entre un ascensor ubicado en el interior de un edificio o uno que ascienda por la fachada, que tenga las paredes transparentes. También puede escoger una estación de metro medio vacía o repleta de gente para el tratamiento de la claustrofobia. Además, puede graduar la intensidad de la luz, la cantidad de personas que intervienen en el ambiente, el tamaño del ascensor, el ruido exterior o la ubicación del paciente en la simulación...

“El tratamiento se inicia introduciendo al paciente en ambientes que le aterran, en el caso de la claustrofobia por ejemplo, y se le sitúa en circunstancias más difíciles para él a medida que avanza en el tratamiento, hasta llegar a una situación virtual pero igual a la que se puede encontrar en la vida real. Paso a paso, los profesionales consiguen a través de la RV de Psious que el trastorno desaparezca”.

La Covid-19 también ha marcado su trayectoria. “2020 ha sido un año de muchos cambios debido a la pandemia y desde Psious teníamos muy claro que si ayudábamos a nuestros clientes esta situación se podía convertir en una grandísima oportunidad. La Covid-19 ha incrementado significativamente la demanda de soluciones para problemas como el estrés postraumático o el trastorno obsesivo compulsivo. La sociedad demanda soluciones y nosotros tenemos que poder ayudar”, apunta.

A finales de marzo, la compañía lanzó la versión móvil de Psious, habilitando sesiones remotas con pacientes y focalizando los recursos en la expansión internacional, sobre todo en Estados Unidos, donde espera cerrar pronto alianzas estratégicas.

Actualmente están focalizados en los trastornos que ocasiona el dolor, muy transversal en el área hospitalaria, y adquiriendo gran reconocimiento en el ámbito pediátrico, además de estar inmersos en el desarrollo de una plataforma de telemedicina que permita utilizar la herramienta telemáticamente.

EEUU en el horizonte

Psious, participada por Banco Sabadell desde sus vehículos de inversión BStartup y Sabadell Venture Capital, ha iniciado las pruebas piloto del producto en las aseguradoras más destacadas de EEUU, país donde tiene gran parte de sus clientes, ubicados básicamente en los estados de Nueva York y California. La empresa, que cuenta con más de 50 empleados y alcanzó un millón de euros de facturación en 2019, ha sido reconocida como la Mejor Startup del Año por Esade Alumni.