Miami (EEUU)

Cuando Apple presentó sus nuevos ordenadores con chips fabricados por ellos, diciendo adiós a más de una década de colaboración con Intel, mmhmm fue la aplicación elegida para mostrar el potencial de estos procesadores. Se mostraba una forma de suavizar la pesadilla de la pandemia, las videollamadas constantes, monótonas, infinitas. Un desgaste que desaparecía al poner las presentaciones dentro de ventanas animadas, con fondos dinámicos y una fluidez asombrosa.

Noticias relacionadas

Detrás de esta aplicación está Phil Libin, uno de los fundadores más conocidos de Silicon Valley. Creador de Evernote, decidió dar un paso a un lado cuando se convirtió en una corporación. Volvió a crear una startup, esta era un estudio de Inteligencia Artificial con diferentes sedes. All Turtles nació con oficinas en Europa, Asia y las dos costas de Estados Unidos. Aunque Libin seguía en San Francisco. Este viernes, durante la videollamada usando mmhmm confirmó que se suma a la ola migratoria que abandona Silicon Valley. En una parada en su viaje a Arkansas explica la decisión: “La crisis de la Covid nos ha enseñado que el trabajo ya no es un lugar al que se va. Por primera vez siento que puedo estar donde quieras, que mi empleo no condiciona dónde vivo. De momento, voy a probar durante seis meses”.

Libin comenzó mmhmm, una onomatopeya que en español sonaría muy parecido a un “ajá” afirmativo, como una broma en Twitter. Seis meses después estrena versión en Windows. De este modo, tanto Mac como Windows tienen versión beta para enriquecer las llamadas de Zoom, Google Meet, Teams de Microsoft y más integraciones que preparan. Además, se trata de una versión abierta a todos, ya que cuando se estrenó la aplicación solo se podía probar con invitación.

De mmhmm ha llamado la atención no solo la solución en sí, sino también la velocidad con que se ha creado. De la idea inicial de mayo a la primera versión en beta en julio, solo ocho semanas después. Empezaron con solo dos personas en el proyecto a los 40 actuales. Libin le da todo el mérito a su equipo: "En All Turtles se ha demostrado que tenemos grandes desarrolladores, diseñadores, ilustradores...".

Algunos de los efectos de las salas temáticas de mmhmm

mmhmm ha levantado 36 millones de dólares de inversión. Sin usar un solo Powerpoint. Sin tener que perseguir a inversores. “Lo presentamos con la propia aplicación, usándolo. Rápido entendían que era muy bueno, lo adoptaban para su propio fondo. Es la primera vez que conseguimos tanta financiación sin tener que mostrar ni un business plan”. La ronda inicial fue de 4,6 millones de euros como semilla. Y la serie A fue de 31 millones. Estos cheques los firma, casi en su totalidad Sequoia, uno de los cinco fondos más relevantes de Venture Capital.

Libin destaca cómo mmhmm promueve la creatividad. “Estamos viendo usos impresionantes en educación, uno de los sectores más afectados durante esta situación extraordinaria. También tenemos un caso de payasos que suelen ir a hospitales para entretener a niños que se han pasado a mmhmm con muy buena aceptación”, expone con cierto orgullo Libin.

Con Evernote lo tuvo claro, el pago era la forma de hacer que la aplicación funcionase bien. En aquel momento el modelo de suscripción no estaba tan desarrollado, pero funcionó. Con mmhmm, tras la semana de prueba gratuita, se pasa a cobrar 10 dólares al mes, o 99 si se contrata todo un año. En el caso de la educación se da un año gratuito. En este aspecto el CEO es especialmente tajante: “Mucho de lo que está mal en el sector de la tecnología tiene que ver con esta parte de la industria, con los anuncios. En All Turtles los productos son de pago. Tenemos claro que el que paga es el cliente. Esa es nuestra visión de un Internet más sano”.

Para 2021 guarda un buen número de sorpresas para seguir impulsando el mundo híbrido. Ya cuentan con reconocimiento de gestos, como el de OK con el pulgar levantado o un corazón con las manos que se convierten en animaciones en pantalla. Todo vale para hacer más natural la comunicación y, como le gustan definir a sus usuarios a Libin, promover a los “user casters”. Entre las novedades, versión para iPhone, iPad, Android y también para SmartTVs.