"Convertir a Madrid en la mejor ciudad para vivir y trabajar en 2030". Este es el ambicioso objetivo que José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid, quiere alcanzar de la mano de los fondos europeos. "Una oportunidad de envergadura y alcance para hacer frente al desafío histórico que tenemos desde el punto de vista económico y social" según ha señalado el mandatario.

Para ello, Almeida reivindica el papel "que los municipios debemos tener como la administración más cercana a los ciudadanos". A la vez el alcalde de la capital de España otorga una gran importancia a trabajar desde "la cooperación, colaboración y lealtad institucional para sacar este desafío adelante entre todos".

La estrategia presentada esta semana comprende 105 proyectos con una inversión directa de 3.900 millones de euros. Los pilares de la estrategia planteada persiguen el impulso de la transición ecológica, la transformación digital y la cohesión social, en línea con las estrategias europea y nacional. El plan espera movilizar 4.000 millones de euros en el conjunto de la economía de la ciudad y supondría un total de 60.000 puestos de trabajo, un 40 % de ellos directos.

Las líneas de actuación que van a regir el plan son: renaturalización de la ciudad; gestión de residuos y economía circular; energía eficiente y renovable; Madrid digital, inteligente y transformador; movilidad sostenible y calidad del aire; empleo innovador y emprendimiento; cohesión social y equilibrio territorial; regeneración urbana; infraestructuras y servicios municipales resilientes e infancia, adolescencia y juventud resiliente y capacitada.

Proyectos tractores

Dentro del plan, se han identificado 12 proyectos tractores. Han sido elegidos por "su elevado efecto arrastre sobre la economía, el empleo, la calidad de vida y la cohesión social de la ciudad".

Madrid Bosque Metropolitano: constituirá una infraestructura verde que se extenderá a lo largo de 75 kilómetros. Este proyecto pretende contribuir al reequilibrio de la ciudad, a la absorción de CO2, a la restauración ecológica y paisajística de zonas degradadas y a incrementar la oferta de itinerarios peatonales y ciclistas.

Madrid Circular: el proyecto incluye el desarrollo de un clúster de economía circular de la ciudad y el aumento de la capacidad de reciclaje y valorización de residuos del Parque Tecnológico de Valdemingómez, minimizando los impactos de estos procesos.

Madrid Rehabilita Energía: la rehabilitación energética desempeñará un papel clave a la hora de mejorar la calidad del aire en la ciudad. Para ello se persigue reducir el consumo de energía en el sector residencial y a hacer frente a la pobreza energética, priorizando la salud. La actuación se completará con una red de oficinas de rehabilitación y un plan de monitorización pionero en Madrid, que identificará buenas prácticas.

Madrid Renovable y Eficiente: el objetivo marcado en este sentido es lograr para 2030 satisfacer el 30% de la demanda de electricidad de los edificios municipales con sistemas renovables de autoconsumo. Asimismo, se impulsará la sustitución de luminarias de alumbrado público urbano hacia tecnología led e iluminación inteligente con el objetivo de alcanzar en 2027 el 75 %.

El papel transformador del 5G

Del mismo modo, la estrategia presentada engloba actuaciones que pretenden tener gran impacto en el impulso de la conectividad de última generación y de la movilidad carente de emisiones contaminantes. 

Madrid Inteligente 5G: el plan apuesta por la gestión inteligente y digital de la ciudad, centrada en la ciudadanía. Para ello prestará especial atención a los aspectos de ciberseguridad, comunicaciones y servicios 5G, capacitación digital, servicios digitales de calidad y gobernanza del dato.

Madrid Transporte Público Limpio: el objetivo es lograr que la flota de autobuses urbanos sea 100% cero y bajas emisiones en 2025.  Para ello se pretende realizar una gran apuesta hacia la electrificación de la flota y la introducción del hidrógeno verde como nuevo vector energético sostenible. Se renovarán vehículos, se construirán dos nuevos centros de operaciones para autobuses eléctricos, se electrificará un tercero y se desarrollará un piloto para el suministro de hidrógeno.

Madrid Movilidad Eléctrica: El plan también incrementará la infraestructura de recarga de uso público a través de la electrificación de los aparcamientos de residentes, dotación de recarga en aparcamientos disuasorios e incremento de puntos en vías públicas. La distribución espacial de puntos individuales de recarga se complementa con estaciones de suministro con múltiples opciones de recarga que estarán ubicadas en un corredor circular de Madrid.

Madrid Audiovisual y del Videojuego: esta iniciativa busca integra toda la cadena de valor del sector, entre la que se encuentra el Hub audiovisual que ofrecerá la más avanzada infraestructura tecnológica al servicio de la producción audiovisual. Un Campus de la industria del videojuego, que promoverá este sector con una apuesta por el talento y la competitividad de las empresas y un Centro de eSports para la celebración de actividades recurrentes y relevantes en el sector.

De la moda a los barrios

Además, la estrategia preparada por el equipo de Almeida pretende reforzar el papel de la ciudad como Hub europeo del sector de la moda y reforzar el papel de los barrios en el conjunto de la urbe. 

Madrid Capital de Moda: la estrategia busca fomentar la competitividad en sectores intensamente afectados por la pandemia, impulsando la digitalización. Incluye iniciativas como la creación del ‘Hub gastronómico Casa de Campo’; el impulso de ‘Madrid corazones de barrio’, que extenderá la actividad turística más allá del distrito de Centro y la promoción de eventos dentro del mundo de la moda, diseño o la gastronomía, entre otros ámbitos, como motores de la economía, el comercio y el empleo de nuestra ciudad.

Madrid Alquiler Social: el proyecto incluye la construcción de más de 1.200 viviendas en 16 nuevas promociones en parcelas municipales, destinadas al alquiler y calificadas de protección pública para dar un servicio en materia de vivienda a un sector de la población que no alcanza a cubrir sus necesidades residenciales en el mercado libre.

Madrid Integra Cañada Real: del mismo modo, se aportarán viviendas para el realojo de 150 familias en situación de extrema vulnerabilidad y de exclusión severa. Durante el proceso de realojo y posteriormente el proyecto incluye un acompañamiento a los afectados.

Madrid Renueva Barrios: por último, el plan rehabilitará viviendas y entornos urbanos degradados o envejecidos, empleando nuevos modelos de colaboración público-privada. Para ello generará nuevas centralidades siguiendo un modelo de ciudad policéntrico para favorecer un equilibrio urbano y fortalecer la calidad de vida en los barrios. Del mismo modo, se promocionarán centros de servicios en los barrios.

Así las cosas, Madrid encara la salida de la pandemia con una agenda llena de objetivos que cumplir durante los próximos años. Un conjunto de proyectos con los que el plan de Almeida busca superar ciertos desequilibrios y, a la vez, poner los cimientos de la ciudad que quiere ser en 2030. La luz verde de Bruselas a la llegada de fondos europeos prevista para la semana que viene será el pistoletazo de salida de una de las mayores transformaciones de la historia de la capital de España.

Contenido exclusivo para suscriptores
1€ primer mes
Accede a todo el contenido de Invertia, después 5,99€ (en lugar de 7,99€) Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información