En un comunicado interno a los empleados, British Airways ha anunciado este jueves que su flota de Boeing 747-400 no volverá a estar en servicio debido a la crisis del Covid-19.

Noticias relacionadas

En el comunicado, la empresa explica que "la aviación comercial global se está adaptando a un futuro sombrío en relación con la demanda de pasajeros. La demanda de viajes de larga distancia llevará años en recuperarse".

Una recuperación que augura para 2023, momento en el que el sector podría volver de nuevo a los niveles de 2019. 

"El avión insignia no oficial de nuestra flota, el 747-400 tiene un lugar muy especial en los corazones de los entusiastas de la aviación y en los nuestros. Sabemos cuántos recuerdos de este avión tan especial tiene la familia de British Airways y nuestra propuesta de retirarlo de forma temprana sólo puede ser tomada en respuesta a la crisis en la que nos encontramos inmersos", aclaran.

En el texto, continúan explicando que la mayoría de los aviones de la compañía "estaban programados para ser retirados en los primeros meses de 2024, y habíamos renovado los interiores de varios de ellos con la intención de mantenerlos unos buenos años en servicio. Sin embargo, el 747-400 es un avión de otra generación y consume bastante más combustible que la última generación de aviones y, lógicamente, requiere de atención más frecuente de nuestro equipo de ingenieros".

Finalmente, confirman que la retiarada se producirá en los pórximos meses dado que no esperan "que vuelvan a volar servicios comerciales". "La propuesta de retirar la flota total de estos aviones nos rompe el corazón a todos los que crecimos viéndolo volar en todo el mundo". concluyen.