Madrid

El Rastro de Madrid recupera su estampa de clientes a pocas horas de entrar en la Fase 1

La apertura del pequeño comercio sin cita previa ha sido un aldabonazo a quienes, aprovechando el buen tiempo, se han tirado a la calle.

24 mayo, 2020 17:41

Noticias relacionadas

Los madrileños tienen ganas de pasar este próximo lunes a la Fase 1, de la que ya disfruta la mayoría de España. A pocas horas de adentrarse en esta nueva etapa, los ciudadanos se han dejado ver en el entorno del mítico Rastro de la capital.

Los alivios de los que se han visto beneficiados los comerciantes han ayudado. A finales de la semana pasada, el Gobierno dejada a la Comunidad en una especie de limbo a la que los medios calificaron de "Fase 0,5"

No se podía ver a familiares, no se podía ir a terrazas, pero nadie se la quería perder. La apertura del pequeño comercio sin cita previa ha sido un aldabonazo a quienes, aprovechando el buen tiempo, se han tirado a la calle para poder echar un vistazo a las tiendas de siempre abiertas como nunca.

El pequeño comercio, tiendas de antigüedades y de segunda mano, han recibido a sus primeros clientes tras la reapertura. No han sido muchos, pero se han dejado retratar por la cámara de EL ESPAÑOL.

Bajada del ruido

La falta de gente en las calles desde el 14 de marzo ha provocado que el nivel de ruido también haya bajado con respecto a otros meses.

Las calles de la capital han registrado una media de 57,29 decibelios de ruido el pasado mes de abril, 4 decibelios menos de nivel sonoro de febrero, cuando todavía no había confinamiento obligatorio, según datos recogidos por Europa Press de la Red Fija de Control de la Contaminación Acústica del Ayuntamiento de Madrid.

En abril del año pasado se anotaron de media 60,67 decibelios en la treintena de estaciones que tiene operativas el Consistorio. El estado de alarma por la crisis sanitaria del coronavirus entró en vigor el 15 de marzo, por lo que ese mes también se ha visto condicionado por esta situación.

Según los mismos datos, la media sonora de marzo en las calles madrileñas fue de 59,50 decibelios, también inferior al del año pasado.