Sergio Ramos celebra su gol a Osasuna

Sergio Ramos celebra su gol a Osasuna REUTERS

Fútbol OSASUNA 1-4 REAL MADRID

El Real Madrid remonta a Osasuna y sigue líder en Liga para borrar las dudas tras el fracaso copero

Los de Zidane volvieron a la senda del triunfo tras ganar en El Sadar pese a empezar por debajo en el marcador. Isco fue el mejor y Jovic mojó.

El Real Madrid dio un golpe de autoridad en El Sadar consiguiendo una trabajada victoria contra Osasuna. Los locales se adelantaron, pero los de Zidane supieron reaccionar mostrando su mejor versión tanto en defensa como en ataque. Isco fue el mejor del partido y Jovic acabó con su sequía al meter el gol que cerró el encuentro. [Narración y estadísticas: Osasuna 1-4 Real Madrid]

El Real Madrid visitaba El Sadar con el reto de olvidar la eliminación copera ante la Real Sociedad. Los blancos volvían tres años después a un escenario siempre difícil y lo hacían con su equipo titular. Tras rotar tres cuartos de la defensa en Copa, Zidane volvía a alinear la zaga de gala con el objetivo de recuperar la fortaleza en la retaguardia de los últimos meses. Marcelo se quedaba en el banquillo y Nacho, el otro señalado del jueves, ni entró en la convocatoria.

El técnico francés eligió a Isco y Modric antes que Kroos, que se quedó sin jugar, y la gran sorpresa fue la titularidad de Gareth Bale. El galés, que se perdió los últimos cuatro partidos con cierto runrún pese a llevar dos semanas entrenando con el grupo, reaparecía para acompañar a Benzema en la punta de ataque, desplazando a Vinicius de nuevo al banquillo.

Osasuna mordió primero

Osasuna, que sueña con engancharse a la multitudinaria lucha por los puestos europeos, salió a herir al Madrid desde el principio. La agresividad de los locales chocaba en los primeros minutos con la falta de energía de los blancos. Las ocasiones eran para Osasuna, que tomaba la iniciativa del encuentro, aunque Jagoba Arrasate tenía que lamentar la lesión de Moncayola sin haber llegado a los diez minutos de partido.

Unai Garcia supera a Courtois y adelanta a Osasuna

Unai Garcia supera a Courtois y adelanta a Osasuna REUTERS

El peligro siguió cayendo del lado de Osasuna y acabó llegando el gol de los rojillos en el 14'. Ruben García botaba un córner de la esquina derecha, Unai García se anticipaba a Casemiro y mandaba el balón al fondo de las mallas de cabeza. Los de Zidane se veían otra vez por debajo del marcador como ante la Real y tendrían que reaccionar para no sumar su segundo pinchazo seguido.

Isco y Ramos encabezan la remontada

Isco lideró la mejoría del Madrid. El malagueño hizo jugar al equipo y se empezarían a suceder ocasiones clarísimas para los blancos de las botas de Bale y Benzema. Pero fue Isco el que hizo el primero del Madrid en el minuto 33 de partido. Centro que remata Bale sin fuerza ni precisión para que alcance la portería rival, pero que aprovecha Isco para engancharla de volea y batir a Sergio Herrera.

Sergio Ramos remata el balón a la red de la portería de Osasuna

Sergio Ramos remata el balón a la red de la portería de Osasuna REUTERS

Achuchaba el Madrid, ya en su mejor versión, en busca del empate antes del descanso y lo acabó logrando. Saque de esquina que remata Casemiro en el segundo palo y Sergio Ramos, fuera de marca en el área pequeña, empuja con la cabeza el balón a gol. Celebraba el camero su tanto, mientras que desde la grada le dedicaban cánticos de "Ramos muérete" e incluso le lanzaban un mechero que, por suerte, no impactó en su cabeza.

Permisividad del VAR y Gil Manzano

La propuesta blanca sería la misma tras el descanso, mientras Osasuna se empleaba cada vez con mayor dureza. Zidane pensaría que hizo bien en dejar a Hazard en Madrid ante los 'palos' de los locales, que se salvaron de un claro penalti en su contra. Estupiñán pisó a Modric dentro del área, pero ni Gil Manzano ni el VAR señalaron la pena máxima. La permisividad del colegiado iría a más perdonando una posible roja directa a Nacho Vidal tras una dura entrada posterior sobre Fede Valverde. En la primera parte, Osasuna pidió también la expulsión para Ramos por otra fea entrada a Rubén García.

Gil Manzano muestra la amarilla a Nacho Vidal

Gil Manzano muestra la amarilla a Nacho Vidal REUTERS

Benzema se desencadenaba y sobre el minuto 70 el Madrid tenía la oportunidad de cerrar el partido, pero Sergio se lo impidió con una doble parada a Isco y Varane. Ocasión clarísima para los blancos justo antes de que Zidane decidiera retirar del campo a Bale para que entrara Lucas Vázquez. El galés volvió de su parón sin pena ni gloria más allá de una alguna ocasión de peligro que dejó en la primera mitad.

El Madrid soportaba las patadas de Osasuna, mientras los de Arrasate se chocaban en ataque contra el muro conformado por Casemiro y Mendy. Se notó la ausencia de ambos ante la Real en Copa y su presencia en El Sadar. El Madrid controló el ritmo del partido en la segunda mitad y Lucas acabó cerrando el encuentro en el minuto 84, aunque medio gol fuera de Benzema y otra de sus exquisiteces.

Vinicius, que entró dos minutos antes del tercer y definitivo gol, y Jovic fueron los últimos cambios de Zidane en el último tramo de un partido sin mucha historia tras la reacción blanca en la primera mitad. La mejor noticia llegó justo en el descuento con el tanto de Jovic, que volvió a marcar más de tres meses después. Un gol de '9' puro y que permite al serbio coger confianza. El Madrid borra con esta victoria la decepción copera ante la Real e Isco vuelve a ser fundamental en el equipo.

Osasuna 1-4 Real Madrid

Osasuna: Sergio Herrera; Nacho Vidal, Unai García, David García, Estupiñán; Roberto Torres (Cardona, 77'), Moncayola (Fran Mérida, 9'), Darko, Íñigo Pérez; José Arnaiz (Gallego, 61') y Rubén García.

Real Madrid: Courtois; Carvajal, Varane, Ramos, Mendy; Modric, Casemiro, Valverde; Bale (Lucas Vázquez, 71'), Benzema (Jovic, 88') e Isco (Vinicius Jr, 82').

Goles: 1-0, 14' Unai García; 1-1, 33' Isco; 1-2, 38' Ramos; 1-3, 85' Lucas Vázquez; 1-4, 92' Jovic.

Árbitro: Jesús Gil Manzano (Comité extremeño). Amonestó a Nacho Vidal y David García y a Carvajal y Sergio Ramos.

Incidencias: Partido correspondiente a la 23ª jornada de La Liga disputado en el estadio El Sadar (Pamplona, España) ante 17.000 espectadores.