Vinicius, Reinier y Rodrygo

Vinicius, Reinier y Rodrygo

Fútbol FICHAJES

Tres 'Neymar' por uno: cómo el Madrid se adueñó del mercado brasileño

El club blanco firma a las tres joyas de la corona de la Canarinha para la próxima década gracias al preciso trabajo de Juni Calafat.

Noticias relacionadas

Brasil es terreno blanco. El Real Madrid se ha hecho en los últimos años con uno de los mercados más codiciados de todo el mundo y es que el país de la samba es históricamente uno de los grandes exportadores de talentos de todo el planeta. Desde Romario hasta Neymar pasando por Ronaldo Nazario o Ronaldinho. El club blanco sabe lo importante que es tener controlado a las mejores promesas que van saliendo de las categorías inferiores de la Canarinha y en eso ha insistido en los últimos años.

Primero fue Vinicius Jr. hace más de dos años (mayo de 2017), aunque no llegaría a Madrid hasta el verano de 2018 ya con la mayoría de edad cumplida. Un año después, en junio de 2018, repetiría el proceso con Rodrygo Goes quien aterrizó en la capital española doce meses más tarde. El Madrid ha vuelto a la carga y tiene muy avanzado el fichaje de Reinier Jesus, que cumplirá los 18 años el próximo 19 de enero. De cerrarse este último, los tres fichajes tendrán algo más en común que su país de origen: todos ellos llevan la firma de Juni Calafat.

Calafat es desde hace algunos años el jefe del departamento de fútbol internacional del Real Madrid. Ahí es donde se fabrican fichajes como el de Vinicius, Rodrygo o ahora Reinier. Horas y horas de trabajo en busca de nuevos talentos alrededor de todo el mundo y un ojo clínico por parte de Calafat en el mercado brasileño. No hay otro que se maneje mejor ahí y gracias a él el Madrid ha podido adelantarse a otros grandes clubes en estos fichajes. Con Reinier podría pasar lo mismo, ya que PSG, Barcelona, Manchester City o Atlético de Madrid también se interesaron en él.

Juni Calafat junto a Casemiro. Foto: Instagram (@oficialrc3)

Juni Calafat junto a Casemiro. Foto: Instagram (@oficialrc3)

El fichaje de Reinier sería la guinda del trabajo de Calafat. Las tres grandes caras del fútbol brasileño para la próxima década reunidas en el Real Madrid. La generación que viene en la Canarinha está plagada de talento y el club blanco se ha apresurado para firmar a sus principales estrellas. Y no, los tres no son calcos unos de otros. Vinicius es la potencia, Rodrygo la habilidad y Reinier el manejo del balón.

Los casos de Neymar y Gabriel Jesús

Pero, ¿en que momento cambió el chip del Real Madrid? Fue en 2013 cuando al club blanco se le escapaba uno de sus fichajes más pretendidos de la última década. Tras un largo periodo de negociaciones para convencer al jugador y a su familia, Neymar fichaba por el Barcelona. Aquel niño que pasó por Valdebebas durante un breve tiempo e impresionó a todo el mundo ya era toda una promesa mundial. Durante todos esos años se le había seguido de cerca, pero en el último momento acababa firmando por el eterno rival.

Neymar, durante el último partido de Champions del PSG

Neymar, durante el último partido de Champions del PSG REUTERS

Fue un golpe bajo. Como también que Gabriel Jesús terminara fichando por el Manchester City en 2016. Tras aquello, al Real Madrid no se le ha escapado ninguno y no está dispuesto a que pase con Reinier. El objetivo es atar a estos jugadores capaces de marcar las diferencias y hacerlo antes de aterricen en Europa y empiecen a valer los 200 millones que pedía el PSG el pasado verano por Neymar. En las filas del club también otros brasileños con la firma de Juni Calafat, como por ejemplo Militao y Rodrigo, el del Castilla.

125 millones por tres joyas

El Madrid pagó 45 millones de euros por Vinicius, otros 45 por Rodrygo y ahora pagaría los 35 de la cláusula de rescisión de Reinier. Un total de 125 millones de euros por las tres joyas de la corona del futbol brasileño. Solo el tiempo dará la razón al club blanco, pero está a punto de cerrar un tres por uno. Tres jóvenes brasileños por el precio que le costó al Barça el de Neymar, un fichaje lleno de bonus ocultos y cláusulas que acabaron disparando su precio hasta los más de 150 millones que tuvo que pagar el club azulgrana en total.

[Más información: Así juega Reinier, el 'heredero' de Kaká que ficha el Madrid antes que Barça y Atlético]