Brahim Díaz

Brahim Díaz

Fútbol REAL MADRID

Brahim y un parón para convencer a Zidane

El malagueño está listo para volver a jugar después de llevar a cabo una particular pretemporada tras sus lesiones en el inicio de la campaña.

Noticias relacionadas

Atrás han quedado las molestias y las lesiones que ha encadenado Brahim desde que comenzase el trabajo de preparación para la presente temporada 2019/2020. Nada más llegar a Montreal, el Real Madrid hizo oficial, a través de un comunicado, que el joven futbolista había caído lesionado. Del 13 de julio al 16 de agosto permaneció alejado del resto de sus compañeros por una dolencia en el muslo. Cuatro días más tarde, recayó y su baja se prolongó hasta el 13 de septiembre.

Desde que se reincorporó de manera definitiva a los entrenamientos con el resto de sus compañeros en Valdebebas, Brahim Díaz todavía no ha sido incluido en una lista de convocados del conjunto merengue. El guion con él era que llevase a cabo una particular pretemporada durante estas primeras semanas de competición después de su proceso de rehabilitación. Una pretemporada que el resto de jugadores merengues ya realizaron en el periodo típico de preparación estival.

Se llegó a especular con que tendría ya minutos en el último partido disputado por el Real Madrid antes del parón de selecciones contra el Granada, pero el ex del Manchester City volvió a quedarse una vez más fuera de la convocatoria de Zinedine Zidane. Sin minutos, sin oportunidades, pero con la ilusión de quien confía en sus oportunidades, en su calidad y en un talento innato que ya le llevó a ser una apuesta de Guardiola y más tarde del trece veces campeón de Europa.

Brahim y James Rodríguez, en un entrenamiento del Real Madrid

Brahim y James Rodríguez, en un entrenamiento del Real Madrid

Brahim no lo tuvo fácil cuando cambió Manchester por Madrid. Apenas gozó de minutos en los primeros meses en el club de Concha Espina y tan solo fue al final del pasado curso, ya con Zidane a los mandos del primer equipo blanco cuando empezó a tener un papel importante. Cuatro titularidades en los últimos seis encuentros de la 2018/2019, en los que llegó a ver puerta en una ocasión -ante la Real Sociedad- y dio un asistencia en otro choque -frente al Villarreal-.

La apuesta del Real Madrid por el malagueño fue tomando forma. El verano llegó entonces y con él los rumores de salida. Una posible cesión planeaba sobre la figura del jugador de 20 años. Sin embargo, él estaba convencido de que podía ir haciéndose un sitio, pese a la competencia feroz que hay en el equipo blanco por un puesto en el ataque. Pero, además, también vio como Zidane le daba su confianza y también le llenaba de elogios.

Esperando a Zizou

El malagueño, que puede actuar tanto en los dos extremos como en la zona de la mediapunta, se ha quedado en la capital española mientras parte del plantel ha acudido a la llamada de sus respectivas selecciones nacionales. Un tiempo en el que se ha seguido ejercitando a las órdenes de un Zinedine Zidane que ya el pasado curso no le tembló el pulso a la hora de apostar por él cuando lo creyó oportuno. Incluso poniéndole por encima en la rotación de Vinicius Júnior.

Brahim celebra su gol en Anoeta

Brahim celebra su gol en Anoeta

Fuera de las convocatorias desde que se recuperó, Brahim Díaz espera que el momento de ver su nombre en una lista de convocados llegue lo antes posible. El encuentro ante el Mallorca del próximo fin de semana es su primera oportunidad para salir del cascarón en la presente campaña. El '21' merengue es una de las opciones que tiene Zidane para romper cualquier partido. Un jugador diferente, que ya ha demostrado que es capaz de aportar cosas diferentes al juego del equipo. Brahim espera la llamada de Zizou, se encuentra al cien por cien y quiere volver a sonreír dentro de un terreno de juego y, sobre todo, al servicio del Real Madrid.

[Más información: Brahim, de pretemporada para volver con el Madrid]