Arranca el nuevo Chapecoense.

Arranca el nuevo Chapecoense. E. E.

Fútbol REAL MADRID

El reto de Marcelo y su hijo Enzo llega al vestuario del Chapecoense

Noticias relacionadas

La famosa jugada de entrenamiento patentada por los futbolistas del Real Madrid ha llegado al vestuario del Chapecoense. Los jugadores se van pasando la pelota, dando toques con la cabeza, hasta llegar al cesto donde se guardan los balones y meterlo dentro. Dicho reto, que fue mostrado por Marcelo y su hijo Enzo, ya ha sido puesto en marcha en el vestuario del equipo brasileño.

El principal protagonista del Chapecoense ha sido Jakson Follmann. El exjugador y actual embajador del club fue uno de los supervivientes de la tragedia aérea, que causó la muerte de casi toda la plantilla, lo que provocó que todo el mundo del fútbol se volcara con el equipo brasileño.

Tal y como ha mostrado la cuenta de Twitter del Chapecoense, el exportero ha sido el encargado de proponer e iniciar el reto junto al resto de la plantilla. Los jugadores no han dudado en aceptar el desafío y han empezado a pasarse balones por alto unos a otros, hasta meterlos todos en la cesta que les corresponde.

Theo, hijo de Marcelo, también contó con la oportunidad única de hacer el mismo ejercicio con los jugadores del primer equipo del Real Madrid. El primogénito del lateral izquierdo del club merengue pudo disfrutar al lado de sus ídolos de un momento tan especial, y tenía una sonrisa en su rostro que no se podía borrar.

Follman (i), Neto (c) y Alan Ruschel (d), supervivientes del accidente aéreo del Chapecoense.

Follman (i), Neto (c) y Alan Ruschel (d), supervivientes del accidente aéreo del Chapecoense.

Después de haber pasado por la situación tan delicada de perder a casi todos los miembros de la plantilla y de tener que reconstruir el equipo, el Chapecoense ya ha dejado claro que eso forma parte del pasado, y no duda en compartir a través de sus redes sociales algunos de los momentos más divertidos que pasan los jugadores, después de un entrenamiento o de un partido. El mundo del fútbol está volcado con ellos, y cualquier síntoma de alegría supone un chute de energía para todos los aficionados del deporte rey.